AFP 163
AFP 163

Tres hombres y una mujer fueron inculpados por el asesinato de una estudiante de 23 años en la ciudad de Toulouse, al sur de Francia. El cuerpo bañado en ácido fue hallado en el departamento de la víctima, en un estado avanzado de descomposición, según informó el diario francés Libération.

La escena del crimen recuerda a otra que recorrió las pantallas del mundo en la primera temporada de la serie "Breaking Bad", cuando los dos protagonistas intentan disolver un cadáver en productos químicos.

El parecido con el guión estadounidense fue confirmado luego por uno de los cuatro detenidos. Lo que no se esperaban los homicidas es que el proceso químico tardara varios días para completarse.

Tres de los detenidos fueron acusados de "homicidio voluntario con premeditación", con una posible condena a prisión perpetua, y el cuarto por tráfico de estupefacientes.

Dos de ellos, de 19 y 22 años de edad, estuvieron en el domicilio de la víctima en la noche del 26 al 27 de julio, donde consumieron droga, speed y anfetaminas.

Una discusión estalló entonces entre los hombres y Eva Bourseau, por una deuda de 6.000 euros en un tráfico de estupefacientes del que participaba la mujer.

La visita a su departamento había sido programada por los asesinos en pos de matar a la estudiante y robar objetos de valor para compensar lo que les debía.

La despreocupación de Eva respecto del dinero, es lo que habría desatado la ira del líder de la red, y llevado a los dos autores del crimen a ejercer sobre la víctima una extrema violencia -según indicó la Procuraduría-, con una barreta y nudilleras.

En los primeros resultados de la autopsia, se registraron una fractura del cráneo, que le causó la muerte, y otra en la cabeza y la nariz.

Los asesinos, inspirados en Breaking Bad, tomaron la decisión de encubrir el crimen y deshacerse del cuerpo para engañar a las autoridades sobre los motivos de la ausencia de Eva.

Compraron un baúl de polietileno, lo llenaron con ácido en el que bañaron su cuerpo.

Los hombres volvieron a diario al lugar del crimen para "limpiar, robar objetos, que desde entonces fueron encontrados por la policía, y monitorear la disolución del cuerpo", explicó la Justicia.

Los bomberos encontraron el cuerpo en el domicilio de Eva el lunes 3 de agosto, después de que allegados a la víctima, preocupados por su silencio, dieran el alerta.

La investigación recién empezaba, el miércoles 5 de agosto, con unos 30 policías dedicados al caso, cuando un hombre -señalado cómo la cabeza de la red narco- se presentó junto con su pareja ante las autoridades. Su testimonio permitió llegar a la detención de los presuntos asesinos.