Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162
 Télam 162
Télam 162

José Manuel de la Sota, precandidato a presidente por el espacio UNA (Unidos por una Nueva Alternativa), cerró su campaña con un acto en Córdoba. Allí, apeló a la "rebeldía" de su candidatura y se definió como "el único no mediático con propuestas concretas para la Argentina".

"Acompañen nuestra rebeldía, anímense a votar diferente", exhortó el actual gobernador de Córdoba, acompañado por su precandidata a vicepresidente, Claudia Rucci, y el gobernador electo, Juan Schiaretti.

De la Sota, que llegó al Centro Cívico tras recorrer 50 kilómetros a bordo de una caravana que lo llevó por seis seccionales de la ciudad de Córdoba, realizó un encendido discurso: "No se conformen a vivir en un país con esta inflación. No se conformen a que nos cobren impuestos al trabajo y nos metan la mano en el bolsillo. No se conformen a convivir con el desempleo y la precariedad laboral", instó.

Y agregó: "No vengo a hacer clientelismo, vengo a generar oportunidades de trabajo sin preguntarles de qué partido político son".

"No debemos resignarnos a vivir en un país donde los jubilados nacionales cobran 4.000 pesos por mes, vamos a lograr que todos los jubilados de la Argentina cobren el 82 por ciento móvil, como es aquí en Córdoba", recalcó el ahora gobernador de la provincia.

De la Sota arengó a la multitud a buscar una mejor calidad de vida y una mejor Argentina: "No se conformen con la inseguridad. No se conformen con el transporte caro y de mala calidad, las calles inundadas, la basura en los barrios, la mala atención sanitaria. No se conformen con una Justicia víctima de las presiones del poder político. Juntos vamos a construir una Argentina mejor, la Argentina del trabajo, de la educación y del progreso".

"Dennos a Claudia y a mí una oportunidad este domingo, y juntos vamos por una Argentina mucho mejor, más próspera y pareja", dijo De la Sota junto a Rucci, en el Centro Cívico de la ciudad de Córdoba.

En otro tramo de su discurso, De la Sota dijo: "Yo no soy el enemigo de ningún argentino. Yo quiero al campo y a la industria, al orden económico junto a las políticas sociales, a la solidaridad y a la iniciativa empresarial. Lo estatal, con lo privado. Yo sé que no tenemos que excluir a ningún sector, porque es la suma de todo lo que nos hará un gran país".

Aseguró que se siente "en el mejor momento para ser Presidente", y que está "convencido de tener las propuestas más concretas e innovadoras". "

Y concluyó: "Tengo las soluciones reales para la Argentina real, que conozco bien. Y los tiempos que vienen nos van a exigir tener experiencia y capacidad de gestión".