Que seguirá en el Olympique Marsella se hizo público hace semanas y aunque deslizó que restan detalles para firmar su vínculo, Marcelo Bielsa tiene la cabeza puesta en Francia y es prácticamente imposible que patee el tablero para marcharse a México a dirigir al combinado nacional. En la última conferencia abordó el tema y no dejó muchas dudas al respecto.

"No hablé con nadie sobre México, es suficiente para considerarlo algo hipotético y no hablo de hipótesis", manifestó el "Loco", quien tuvo un paso por el país azteca entre el 92 y 96, cuando formó parte del Atlas y América, provocando una revolución con sus formas de trabajo con las divisiones menores. Luego de la expulsión del banco de Miguel Herrera por su pelea con un periodista, el rosarino fue apuntado pero parece difícil llegar a buen puerto con él.

Por otro lado, Bielsa dejó en claro que tiene todo acordado con el presidente Vincent Labrune para continuar al mando del equipo marsellés, aunque quedan asperezas por limar en torno a la extensión del contrato. Ya arribaron refuerzos como Lass Diarra y Abou Diaby y el técnico argentino agradeció la predisposición del mandatario de turno para facilitar sus arribos. "Todas las llegadas fueron de común acuerdo", subrayó.

En el rubro incorporaciones, el que está muy cerca es Milton Casco, que sería vendido por Newell's a cambio de unos 3 millones de euros (le comprarían el 85 por ciento del pase). De todas maneras, el ex DT "leproso" no quiso encarar el tema: "No está confirmado que venga y solamente hablaría de él si eso se confirma". En los próximos días se sellaría el acuerdo.

Meticuloso como pocos, dio una muestra gratis del estudio que le hizo a la temporada que se avecina y lo tendrá compitiendo en varios frentes: "Este año jugamos Europa League y eso hace que pasemos los 40 partidos del año pasado a potencialmente 63, con entre once y veinte días entre semana, contra los tres del año anterior".