El drama de las madres en Venezuela: "Volvieron los pañales de tela"

Los desechables salen una fortuna para los magros salarios de la clase baja, golpeada por la inflación. Pero ese no es el único problema, tampoco hay jabón para lavar los reutilizables

  163
163

Ambar Peña, una joven madre venezolana de tres niños, desempleada y soltera contó a Infobae el calvario que vive para conseguir pañales desechables para dos de sus tres hijos.



San Diego - Carabobo #Venezuelalucha #AccionDigital

Una foto publicada por #Venezuelalucha (@venezuelalucha) el


"Es peor el remedio que la enfermedad, porque hay que gastar más en medicamentos para curar la alergia que produce el uso de pañales de mala calidad"

Caso similar vive Flor María Arteaga, madre de un niño con necesidades especiales que a los 9 años aún usa pañales. La mujer explicó que hace intercambios por las redes sociales y canjear por tallas más grandes. "Mi hijo Andrés es cuadripléjico, no puede moverse, ni mucho menos ir solo al baño, usa pañales. Con la escasez, me he visto obligada a hacer trueques en las redes sociales. Cuando veo una cola de pañales en los abastos, la hago con alguien más y compro lo que consiga. Si consigo talla XS, la compro y la cambio por paquetes más grandes y así voy".


#caracas #solocambio #pañales #pampers #huggies cambio solo por huggies rojos tallas xg y xxg

Una foto publicada por #mama #ccs #cambio #trueque (@ccs_papastrueques) el


"Volvieron los pañales de tela y el trueque"

Otra madre que hace magia para conseguir pañales es María Sanz, quien explica que "hay un señor en el barrio que vende pañales desechables detallados, pero cuestan 50 bolívares (7,8 dólares en el mercado oficial o 0,083 dólares en el pararlelo) cada uno". "Tengo dos hijos pequeños y cuatro nietos. Se me va el sueldo entero", relató. Contó que trabaja en una casa de familia y no tiene tiempo para hacer esas colas."Te puedes tardar hasta 4 horas para comprar sólo un paquete. Mi jefa no me da permiso para salir de la casa a comprar al mercado cuando llegan los productos. Soy mala pobre, no le voy a poner a mis hijos pañales de tela porque causan pañalitis (erupciones en la piel). Conseguir la 'crema cero' para curarlos es imposible y el precio está por las nubes".


Dina Alba, otra de las afectadas, explicó que tiene que lavar los pañales a mano. "Es vergonzoso lo que estamos viviendo, mi hija mayor tiene 27 años y jamás usó pañales desechables, ahora con mi nieta de sólo 3 meses le tengo que poner pañales de tela y lavarlos cada vez que los ensucia y a mano porque se me dañó la lavadora y el repuesto me cuesta 25 mil bolívares (4.000 dólares en el mercado oficial o 41 en el paralelo) y tampoco se consigue".


"Esto es un círculo, son los pañales, es la crema para la pañalitis, es el repuesto de la lavadora, es la leche que ya no existe, es un tetero que cuesta 5 mil bolívares"

Cuando llegan a los negocios los pañales, entre empujones e insultos los venezolanos pasan horas para comprar sólo un paquete por persona y, en algunos casos, deben presentar la partida de nacimiento del niño y la cédula de identidad de los padres.


CRISIS VENEZOLANA #VL5

Una foto publicada por #Venezuelalucha (@venezuelalucha) el


El costo de un paquete de pañales entre las tallas S y XXG va desde los 250 (39 dólares en el mercado oficial o 0,41 dólares en el paralelo) a los 800 bolívares (126 dólares en el mercado oficial 1,43 dólares en el mercado paralelo), dependiendo de las marcas. Las madres consultadas aseguran que en los primeros meses, los bebés pueden usar hasta 8 pañales al día y que un paquete, si lo "estiran", puede llegar a durar una semana.


Esto se ha convertido en un verdadero negocio para los llamados bachaqueros (revendedores), que aprovechándose de la situación revenden los productos hasta 10 veces su valor original.


Las madres venezolanas comenzaron a comprar pañales de tela, que son reutilizables, nuevamente ante la escasez y el alto costo de los desechables. Sin embargo, lo que era una opción de ahorro ahora también se ve afectada por la falta de jabón para lavarlos.