Reuters 163
Reuters 163

El multimillonario es de nuevo noticia por sus controvertidas declaraciones: "Lucho como nunca para pagar lo menos posible de impuestos", aseguró Donald Trump, precandidato a la postulación republicana para la Casa Blanca.

"Primeramente porque soy un hombre de negocios, y así es que tenemos que actuar" y segundo porque "odio la forma con que nuestro gobierno gasta nuestros impuestos, detesto la manera en que derrochan nuestro dinero", afirmó el empresario estadounidense en una entrevista este domingo con la cadena CBS.

 AFP 163
AFP 163

Mientras la demócrata Hillary Clinton publicó el viernes sus últimas declaraciones juradas, una tradición que respetan por lo general los precandidatos presidenciales, Trump declaró que él también podría hacerlo, pero tal vez poniendo como condición que Clinton difunda los mensajes electrónicos de cuando era secretaria de Estado.

El matrimonio formado por el ex presidente de EEUU Bill Clinton y la aspirante a la candidatura demócrata para 2016 Hillary Clinton ingresó cerca de u$s141 millones entre 2007 y 2014, según el documento publicado.

Los correos de Clinton están en el centro de una controversia porque cuando encabezaba la diplomacia estadounidense utilizaba una mensajería privada, con el fin, según la oposición republicana, de dificultar el acceso a su correspondencia. Clinton entregó al Departamento de Estado unas 55.000 páginas de mails, que la administración ya comenzó a publicar.

Según un nuevo sondeo, de la consultora NBC News/Wall Street Journal, Trump encabeza las preferencias entre los republicanos, con 19% de las intenciones de voto, seguido por el gobernador de Wisconsin Scott Walker (15%) y por el ex gobernador de Florida Jeb Bush (14%).

En declaraciones a ABC también criticó al presidente Barack Obama por no haber hecho casi nada en favor de la población estadounidense. "Tenemos un presidente negro que hizo muy poco en favor de los afro-estadounidenses de este país", dijo.

Trump no excluyó además recurrir a métodos como el submarino (simulaciones de ahogo por inmersión en agua) y otras torturas para interrogar a sospechosos de terrorismo. "No tengo ninguna duda de que funciona. Ninguna duda", dijo a ABC.