162
162

En el anteúltimo día hábil del mes, se acudió a una estrategia distinta. Le propuso a las compañías de seguros que arbitren bonos en dólares por otros "linked dollar", que tienen su suerte atada a la evolución del tipo de cambio oficial.

De esta manera, consiguieron bajar la presión de compra sobre el billete. Además, como las empresas estaban ocupadas en hacerse de pesos para pagar los sueldos, la tarea no fue tan difícil. El resultado del esfuerzo fue magro. El jueves la divisa bajó apenas 3 centavos a 14,91 pesos.

La fuerte intervención del Gobierno en el mercado utilizando los bonos en dólares se vio reflejada en los resultados. Mientras el dólar billete subió 11,3% en ese lapso, los bonos en dólares con legislación argentina tuvieron un alza máxima de 2,57% como fue el caso del Bonar 24. El Boden 2015 avanzó apenas 1,59% y el Bonar X que vence en 2017 avanzó 1,81 por ciento.

La ganancia del dólar billete equivale a cinco meses de una renta que brinda una colocación de pesos a plazo fijo. La de los bonos es comparable a un plazo fijo a 30 días. Y el sentido de la intervención oficial era ese, que las ganancias en dólares en un mes no sean más elevadas que en pesos. Pero la estrategia falló y alienta a que los tenedores de billetes norteamericanos redoblen la apuesta en agosto.

La ganancia del dólar billete equivale a una renta de un plazo fijo en cinco meses

Los tenedores de dólar ahorro, son los que más ganaron. Ellos compraron otros 20 millones de dólares en la anteúltima rueda hábil y poco más de u$s657 millones en lo que va del mes, lo que marca un récord absoluto que superó la plus marca de junio en casi 30 por ciento.

El que compró dólar-ahorro el primer día hábil de julio lo pagó a 10,92 pesos. Si se decide venderlo ahora en el mercado libre, su ganancia será de casi 37 por ciento.

En tanto, en el Forex-MAE, la principal plaza mayorista, donde se negociaron u$s123 millones y faltaron exportadores liquidando divisas, la mesa de dinero del Banco Central debió vender u$s20 millones. En lo que va de la semana vendió u$s160 millones como parte de la estrategia de contener la suba del dólar libre.

Las reservas, a pesar de la venta, bajaron apenas 1 millón de dólares a 33.924 millones. El dato no es convincente porque además de la venta de dólares, las reservas perdieron u$s44 millones por la baja del euro y del oro. A esto hay que sumarle los pagos de importaciones de energía por u$s49 millones y la cancelación de deuda con organismos internacionales y Brasil por u$s52 millones.

En la semana el Banco Central vendió u$s160 millones, pero las reservas no caen

En tanto, la Bolsa estuvo muy volátil y el Merval, el índice de las líderes, perdió 0,78% con escasos negocios por 122 millones de pesos.

La caída de los papeles petroleros por la nueva baja del crudo en el mundo, tuvo una fuerte incidencia en el resultado final. Petrobras cayó 3,66% e YPF 2,06%. Los buenos comportamientos de Grupo Galicia, con ganancia de 4,23% y BBVA Francés 1,28% no pudieron neutralizar esas caídas de los papeles con mayor movimiento.

Él dólar libre puede seguir tranquilo poco tiempo más. En la primera semana de agosto, cuando el dinero de los sueldos cobrados vuelva al mercado, podrá hacer sentir su fuerza. El Gobierno deberá pensar en otras estrategias porque el mercado solo piensa en dólares.