Pakistán mató al líder del grupo yihadista más violento del país

Malik Ishaq murió en un enfrentamiento con la policía, junto a dos de sus hijos y otros once integrantes de la organización terrorista LeJ, que es conocida por sus reiterados y brutales ataques contra los chiítas

 AFP 163
AFP 163

El jefe del principal grupo armado islamista antichiita de Pakistán, acusado de numerosos atentados mortales en el país estos últimos años, murió este miércoles en un enfrentamiento con la policía, anunciaron las autoridades locales.

Ishaq, detenido recientemente por la policía, murió en las afueras de la ciudad de Muzaffargarh, cuando sus partidarios intentaban liberarlo durante un traslado en el marco de una investigación sobre su grupo, según las autoridades locales.

La policía detuvo al líder del LeJ y a sus dos hijos el 25 de julio, precisó esta fuente.

El jefe médico del hospital público del distrito de Muzaffargarh confirmó a la agencia de noticias AFP haber recibido 14 cadáveres tras este incidente.

El LeJ es uno de los grupos armados islamistas sunitas más violentos de Pakistán y sus ataques tienen como principal blanco las minorías, especialmente los chiitas.

Las autoridades pakistaníes anuncian a menudo la muerte de rebeldes, criminales u otros en tiroteos provocados por estos últimos, pero los defensores de los derechos humanos denuncian el montaje estos enfrentamientos para disimular ejecuciones extrajudiciales