162
162

Llegó el 29 de julio y de manera paulatina la invitación a descargar Windwos 10 comenzará a llegar a todos los usuarios con sistemas compatibles. Así lo informó Microsoft, desde donde pidieron paciencia en caso de que la actualización no llegue de manera inmediata.


Windows 10 será gratuito para los usuarios que posean computadoras y tablets con Windows 7, 8 u 8.1. La actualización para smartphones llegará en un segundo turno, antes de fin de año.



Antes de iniciar la actualización, es preferible seguir algunas recomendaciones para que el proceso transcurra sin inconvenientes.


Si recibió tiempo atrás la invitación para actualizar, significa que su equipo es compatible con Windows 10. Sin embargo, se puede chequear el dispositivo desde el ícono de Windows que aparece en la parte inferior derecha de la barra de tareas. Allí hay que seleccionar la opción Revisar mi PC.


Espacio libre

Windows 10 requiere al menos 16GB de espacio libre al momento de ser instalado. De ser necesario, se puede realizar una limpieza de disco, ya sea quitando fotos, videos, documentos o programas. Incluso, eliminar archivos innecesarios hará que el equipo funcione de manera más eficiente.


En Windows 8, la desinstalación se realiza clickeando con el botón derecho sobre el ícono del programa que se desea eliminar. También se puede llevar adelante esa acción desde el Panel de control.


En Windows 7 el proceso es similar: Panel de control/Programas y características/Desinstalar o cambiar un programa.


Respaldo de datos

La instalación de Windows 10 no pondrá en riesgo ninguno de los documentos (fotos, videos, archivos, música) que los usuarios tengan en sus equipos.


A pesar de ello, es una buena medida realizar una copia de los documentos personales, ya sea en la nube (Google Drive, OneDrive, Dropbox) o en discos externos.


Los usuarios que quieran una medida extra para estar seguros de que nada perderán con el upgrade a Windows 10 pueden optar por crear una imagen del sistema. Esto es un respaldo completo de todo lo que existe en la computadora.


Windows 7 y 8.1 ofrecen una herramienta sencilla para hacerlo: Panel de control/Centro de actividades y abajo a la izquierda se debe elegir la opción Copias de seguridad y restauración y luego Crear una imagen del sistema.


El siguiente paso será seleccionar en dónde deseamos guardar la imagen. Lo más sencillo será un disco externo, pero también se pueden crear DVDs.


Al finalizar esa tarea se podrá crear un disco de reparación, necesario en caso de querer volver atrás el proceso de actualización o bien "arreglar" Windows en un futuro ante la presencia de una falla.


El proceso inverso, es decir, restaurar la PC desde la imagen creada requerirá ir a Panel de control/Recuperación y seguir los pasos que dicta el sistema.


Todo actualizado

Windows 10 llegará como una actualización, por lo que es necesario tener el sistema operativo al día, con todas las descargas que propone Windows Update.


Lo mismo debe hacerse con el antivirus.


Compatibilidad

Microsoft garantizó la compatibilidad con la mayoría de accesorios, aplicaciones y programas, pero hay una forma para saber si todo funcionará de manera correcta, incluso antes de pasarse a Windows 10.


Se debe acceder a la ventana de Obtener Windows 10 en la barra de tareas, clickear en el menú que se encuentra en la parte superior izquierda de la aplicación y seleccionar Comprobar mi equipo o Tu PC está listo. Esto muestra los problemas de compatibilidad y recomienda una resolución. "Mientras no tengamos información sobre cada aplicación o dispositivo en existencia, se proporciona una lista completa de todos los posibles problemas de compatibilidad conocidos", dijo Microsoft.


Empezar de cero

Reinstalar el sistema operativo suele ser una de las maneras de mejorar la performance de una computadora, al menos por un tiempo. Y esta es una buena oportunidad ya que Microsoft permitirá, una vez cumplido el paso de actualizar a Windows 10, realizar lo que se llama una "instalación limpia", es decir, volviendo el equipo a cero.


Si bien realizar una instalación de este tipo es un proceso relativamente sencillo, se recomienda que los usuarios con poca experiencia recurran a asesoramiento para evitar inconvenientes.