NA 162
NA 162

A esta receta la reforzaron con una suba de las tasas de interés para los plazos fijos de más de 30 días -una medida inocua-. El resultado es siempre el mismo. Consiguen controlar el billete norteamericano pero por tiempos cada vez más breves.

La tregua de los tres últimos días de la semana pasada se rompió en la primera hora de la reapertura de las operaciones. La divisa amenazó cotizar en baja porque el mercado esperaba que el Banco Central saliera a vender bonos. Pero la duda duró un instante.

Antes del mediodía la el billete norteamericano comenzó a subir en el mercado libre y cerró a $14,65, 19 centavos sobre el precio del viernes. Pero después de hora se pagó a $14,75 y quedó muy firme. Esta semana amenaza con volver a quebrar el techo de 15 pesos.

El mercado esperaba que el Banco Central saliera a vender bonos

Las tasas de interés no resultaron atractivas y la mayor parte de los ahorristas no renovaron sus plazos fijos. La inclinación por el dólar es muy marcada a medida que se acerca la fecha de las PASO para las elecciones a presidente.

Por eso, en los últimos días del mes, a pesar de los bolsillos exhaustos, los clientes de los bancos con autorización de la AFIP, compraron 13,6 millones de dólar – ahorro.

Las operaciones de contado con liquidación estuvieron más controladas. El Banco Central no las prohíbe en la superficie, pero les ha enviado a los bancos un listado con sugerencias de empresas que no deberían hacer esa operación. Por eso, el precio del "contado con liqui", como se lo llama en la jerga, bajó 8 centavos a 13,14 pesos.

En esto tuvo que ver también el derrumbe de las acciones y de los principales bonos en dólares que se utilizan para triangular pesos y dólares para hacerse de divisas en el exterior.

Las tasas de interés siguen sin ser atractivas para los ahorristas

Mercado de capitales golpeado

Petrobras, acosada por los escándalos de corrupción, por la baja del crudo y la devaluación del real, se desplomó 7,88% e YPF la acompañó con 2,84%. Los bancos también pagaron la crisis en los precios de sus acciones. Francés cedió 2,07%; Galicia 2,87% y Macro 1,96 por ciento.

Los únicos papeles que subieron fueron los "Pro Macri", como llaman a las acciones de Pampa Energía (0,25%) y Edenor 0,12%. No es que el directorio apoye al candidato del Pro sino que, al estar técnicamente en quiebra, creen que un gobierno distinto al actual las pondrá en valor y atraerá a inversores del exterior.

Los bonos fueron víctimas de las ventas del Banco Central para contener al dólar. En el Mercado Abierto Electrónico (MAE), la principal plaza de títulos públicos, se negociaron $1.239 millones en bonos de la deuda.

El Bonar 24 fue el que sobrevivió ya que logró subir 0,28%. Fue el título más maltratado en las últimas ruedas. El Bonar X que vence en 2017, quedó neutro y el Boden 2015, cuyo vencimiento final será el 3 de octubre próximo, perdió 0,11 por ciento.

Al Central no le quedó más remedio que vender este bono que es el que más le duele. Es que los inversores le piden zanahorias cada vez más atractivas para apartar la vista de los dólares. En el Forex-MAE, la principal plaza mayorista de cambios, se negociaron u$s105 millones, pero la mesa de dinero del Banco Central debió vender u$s40 millones.

El Banco Central paga más de lo que le ingresa, pero siempre acumula reservas

La suba del euro y el oro, le dejaron un saldo positivo de u$s30 millones, pero hubo que pagar importaciones de energía por u$s63 millones y de automóviles y autopartes por u$s49 millones. También se cancelaron 21 millones con organismos internacionales y Brasil. A pesar de que las salidas superaron a los ingresos, el Banco Central anunció que sus reservas subieron 3 millones a 33.927 millones de dólares.

Para esta semana se espera un repunte del dólar. Los cambistas se ubicaron estratégicamente a salvo de los operativos –venden divisas hasta en Liniers- y cuando comience el mes, volverán los compradores a cambiar sus pesos por divisas.