La interna de la AFA volvió a sumar otro capítulo, luego de la reunión del último viernes. En este caso, no pasó puntualmente en la disputa por el sillón de la calle Viamonte, donde en octubre se celebrarán los comicios, sino por un arbitraje. Marcelo Tinelli fue el primero en comunicar su malestar vía Twitter por el desempeño de Silvio Trucco en el encuentro ante Godoy Cruz (también fue muy crítico con el estado del campo de juego).

De inmediato, Luis Fernando Segura, hijo del presidente de la AFA y actual vicepresidente 1º de Argentinos Juniors, respondió por la misma vía: "Esta bien quejarse de los arbitrajes vía Twitter ?? Así queremos conducir los destinos del FA?? Qué manera de hacer presión por favor!!!!!".

Como era de esperar, rápidamente se lo consultó acerca de estas palabras en su cuenta de la red social. Y, en diálogo con Estudio Fútbol, Segura hijo fue más allá. "Sí, lo escribí yo. Creo que Tinelli tiene un cargo en el club que no es menor y una cantidad de seguidores importante. Si se tiene que quejar de los árbitros el ámbito no es una red social. Tiene un grado de responsabilidad muy alto como para describir que un arbitraje fue patético, vía Twitter", arrancó el dirigente del "Bicho".

Y siguió: "Si quiere ser presidente de la AFA, esos comentarios son sumamente inadecuados. Yo los comentarios los hago en forma personal, tengo 41 años, soy dirigente de un club y aunque soy el hijo del presidente de AFA las cosas las hago de forma independiente. Hay cosas que puedo concordar o no con mi viejo".

Puntualmente del tuit de Tinelli, Luis Fernando Segura mostró su fastidio por la presión que le ejercen a los árbitros: "Hace dos partidos, en Córdoba, hubo un fallo discutido donde Argentinos le cobran una falta mal cobrada, no dijimos nada porque ya está. Los árbitros dirigen bajo muchísima presión. Cuando hablamos de violencia estas cosas no ayudan. Ellos se equivocan como los jugadores, entrenadores y nosotros como dirigentes. Te dan bronca pero hay que ponerse en la piel de los demás también. A todos nos encantaría que los árbitros no fallen nunca, pero es muy difícil dirigir a velocidad".

Para terminar, negó que sus comentarios a Tinelli estén vinculados por un malestar por sus intenciones de presidir la AFA: "Es un preconcepto y está instalado de esa manera. A mí no me molesta Tinelli porque no me hizo nada y tiene gran capacidad en lo que sea. Le puede dar muchísimas soluciones, de hecho en la AFA le han abierto las puertas, si no lo quisiéramos no se le abre la puertas y punto".

Igualmente, disparó: "AFA dice una cosa y él pretende cambiarla o interpretarla de una manera. Yo dije que el fútbol argentino necesita hombres como él pero violar el estatuto por un tema personal y caprichoso no está bueno. Se limita sólo a un cargo, y si tenés ganas de ayudar lo podés hacer desde cualquier lugar".