162
162

El precandidato presidencial de PRO en el frente Cambiemos, Mauricio Macri, acusó al kirchnerismo de "haber fabricado una caricatura" de su persona a raíz de su reconocimiento de algunas políticas del Gobierno, y subrayó que la gestión de la presidente Cristina Kirchner "terminó", por lo que hablar de ella "no tiene sentido".


"Ellos tienen una enorme capacidad de comunicación y se habían dedicado a fabricar una caricatura de mi persona que no se condice con la realidad", dijo Macri sobre las críticas que recibió desde el kirchnerismo por haber manifestado su respaldo a algunas estatizaciones del Gobierno.


Para el postulante de PRO, el oficialismo "necesitaba un enemigo interno ideológico" por "falta de cuadros y capacidad de gestión", tras lo cual remarcó que en su espacio no se "manejan" con un "libreto ideológico" sino con la "realidad".


En una entrevista al diario Clarín, reiteró que su propuesta "sigue siendo la más audaz, futurista e institucional", al advertir que "el cambio no pasa por un modelo económico" sino que "el eje es la persona, no el político".


En sus críticas al Gobierno, sostuvo que si le dijeran que el Frente para la Victoria "quiere votar una calesita", su posición sería contraría porque "hasta chocan una calesita".


"Este Gobierno no sabe administrar: se ha planteado en los simbolismos", dijo y completó: "Los trenes chocan, las autovías no avanzan, se corta la energía, los teléfonos no funcionan, tenemos un problema entre el relato versus la realidad".


Asimismo, sostuvo que la gestión de la Presidente "terminó" y que, por lo tanto, "seguir hablando de Cristina no tiene sentido", al tiempo que citó que "se ponen en vigencia las sabias palabras del General (Juan) Perón", en referencia a que "hay que conducir, no hay que mandar".