En la previa del cláscio de Rosario amenazaron a Maxi Rodríguez

En Rosario la pasión del fútbol se vive de una manera particular, que genera admiración en muchas de sus facetas. Pero cuando ese amor por sus clubes se confunde con amenazas y violencia, deja de ser una situación elogiable lo que sucede en esa ciudad y pasa a ser de lo más repudiable. Lamentablemente, uno de los clásicos más fascinantes de nuestro país se convirtió en una enorme cuna de agresiones.


El próximo domingo desde las 15 el 'Marcelo Bielsa' abrirá sus puertas para cobijar el enfrentamiento entre Newell's y Rosario Central, con una estadística poco alentadora para la 'Lepra': hace seis partidos que no puede vulnerar a su acérrimo rival, con tres empates y un trío de derrotas en fila antes de este juego.


Ante ese estadística adversa, los violentos de Newell's decidieron tomar medidas drásticas y condenables para amedrentar a sus jugadores frente a una posible nueva caída. Le pintaron la fachada a la casa de la abuela de Maximiliano Rodríguez, ubicada en la zona oeste de la ciudad. Con aerosol, le advirtieron a los jugadores: "Clásico o balas". Además de otras referencias como "dejá la caravana" o "sacalo al 'Coty'", en clara alusión al defensor del equipo Leandro Fernández.


Para colmo, la 'Fiera' es uno de los máximos ídolos de la historia del club, al que lo ayudó a ser campeón del Torneo Final en 2013. Ojo, no es la primera vez que pasan situaciones de estas características en esta ciudad: el año pasado le colgaron banderas intimidatorias en el estadio. ¿Quiénes serán los cómplices que les dan tanta impunidad?