Grosby Group
Grosby Group

La actriz norteamericana Demi Moore podría ser imputada judicialmente luego de que apareciera el cadáver de un joven de 21 años en la piscina de la mansión que la artista tiene en Beverly Hills. Si bien Moore estaba fuera del país cuando ocurrió el fatal hecho, la justicia podría acusarla por no haber tomado medidas preventivas dentro de su propiedad.

Los cargos que podría enfrentar la actriz serían el de "supervisión negligente". Para los abogados Moore sería responsable por la seguridad de cualquier persona que ella empleara. Al parecer, uno de los empleados de la protagonista de "Ghost" había realizado una fiesta en la mansión e invitado a algunos amigos. En algún momento de la noche, cuando nadie lo vio, el joven -identificado como Edenilson Steven Valle- se cayó en la piscina sin saber nadar. Su cuerpo fue encontrado sin vida horas después.

Julian Chan, uno de los abogados de famosos más conocidos de Hollywood, señaló que los empleadores son responsables de los actos de sus trabajadores más allá de que estuvieran presentes en el lugar o no. "El dueño de casa tiene la responsabilidad de la seguridad de las personas, si se realiza una fiesta alrededor de una piscina donde personas pueden estar intoxicadas", manifestó.

El abogado Leo Terrell agregó que el foco podría volverse sobre Moore. "Como la dueña de casa, ella será acusada de no haber dado la supervisión apropiada a la piscina. Cualquier pleito atacará la falla de Demi de no haberle dado seguridad a los invitados del peligro de la piscina".

 AP 163
AP 163

Por el momento, Moore sólo se refirió a lo trágico del hecho. Todavía no realizó ninguna declaración respecto a su responsabilidad en el hecho. "Estoy en shock absoluto. Estaba fuera del país viajando para encontrarme con mis hijas por la celebración de un cumpleaños, cuando me enteré de esta devastadora noticia", manifestó la actriz en un comunicado.