La estrategia del ISIS: delegar poder para sobrevivir si sus líderes son abatidos

El jefe del Estado Islámico, Al Baghdadi, se apoya en su círculo íntimo y comandantes intermedios para mantener la estructura de la organización yihadista, en la mira de la coalición internacional

 AP 163
AP 163

El líder del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés), Abu Bakar al Baghdadi, delimitó una estrategia para que en caso de que las autoridades del grupo yihadista resulten abatidas, la organización terrorista pueda rápidamente adaptarse y continuar con sus ataques, según afirman agentes de inteligencia de los Estados Unidos y de Irak.

Al Baghdadi ya ha comenzado a delegar mayor poder a su círculo íntimo, que incluye a los ministros islámicos de Guerra, Finanzas y Religión, así como a los comandantes regionales del califato en Siria e Irak. La cúpula de ISIS se ha nutrido de veteranos de Al Qaeda en Irak y ex oficiales del fallecido dictador iraquí Saddam Hussein.

De acuerdo con un artículo publicado hoy por el New York Times, el líder terrorista se ha inspirado en el accionar de otros grupos yihadistas que han sido blancos de operativos antiterroristas en la región para delegar su poder. Según un diplomático citado por el mencionado periódico, ISIS ha creado una estructura que puede sobrevivir -incluso si pierde sus líderes- al darles cierto grado de autonomía a comandantes intermedios.

Los comandantes regionales, entonces, obedecen las órdenes del grupo terrorista, pero también cuentan con una cuota de autonomía para llevar a cabo sus propias operaciones en Siria e Irak. Esto significa que los combatientes tienen una información limitada acerca de las acciones del ISIS para delatar si resultan capturados, a la vez que pueden ser reemplazados sin que eso suponga un golpe mortal a la organización.

LEA MÁS: Atentado suicida en Turquía: más de 20 muertos en una ciudad fronteriza con Kobane

Por otro lado, ISIS ha estudiado en detalle algunas de las revelaciones hechas por el topo de la CIA Edward Snowden acerca de cómo Estados Unidos reúne información sobre los terroristas. En consecuencia, ahora usa correos y canales encriptados para que los analistas de Occidente no puedan penetrar en sus comunicaciones de inteligencia y militares.

Los aparentes segundos mandos de Al Baghdadi son Abu Alaa al-Afri y Fadel al-Hayali, más conocido como Abu Muslim al-Turkmani. Sin embargo, hay reportes no confirmados de que ambos fueron abatidos por las fuerzas de seguridad iraquíes en ataques aéreos. Un oficial kurdo afirma que no está claro quién reemplazaría al líder de ISIS si resultara muerto.

Estados Unidos ha emprendido distintas ofensivas para capturar a Al Baghdadi. No obstante, la inteligencia norteamericana admite que todavía hay blancos con respecto a cómo funciona el liderazgo de ISIS, en especial, en cuanto a otros países como Nigeria y Afganistán, donde funcionan grupos simpatizantes.