163
163

Gloria Álvarez, nacida en 1985 y licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Francisco Marroquín de Guatemala, obtuvo fama mundial tras revolucionar las redes sociales con su exposición en 2014 en el Parlamento Iberoamericano de la Juventud, en Zaragoza, España.

En aquella ocasión se había referido a los peligros del populismo para las instituciones democráticas y como éste las destruye en América Latina. "El populismo busca desmantelar las instituciones, para luego reescribir Constituciones y acomodarlas a los antojos de los líderes corruptos que tenemos en Latinoamérica", sostuvo la directora y vocera del Movimiento Cívico Nacional guatemalteco.

Ahora, en un nuevo video, titulado "Populismo vs. República" y difundido a través de las redes sociales, Álvarez compartió ideas tales como que "en cada discurso, el populista busca insertar odio en la sociedad" y, cuando finalmente consigue insertar ese sentimiento, logra que el pueblo "se enamore de él, le perdone todos los robos y actos de corrupción porque supuestamente todo lo que el populista hace es en nombre del pueblo y cualquier cosa que vaya mal siempre será culpa de 'el antipueblo'".

Durante una entrevista con Infobae el 28 de noviembre de 2014, Álvarez habló de la íntima relación que mantienen el populismo con el narcotráfico y advirtió que Venezuela, Ecuador y Cuba siguieron a la perfección un "manual" que indica los pasos a seguir para perpetuarse en el poder.

Sobre la Argentina, la ubicó en un lugar intermedio con relación a los principales países que padecen ese "manual". "Los argentinos pueden identificar medidas en ese sentido. Algunas que tratan de tapar el sol con un dedo, como Fútbol Para Todos. Tú ya no puedes comercializar productos del extranjero, o problemas con la soja. Avanzó en ese manual, pero otros lo completaron, como Cuba, Venezuela y Nicaragua. La Argentina completó la mitad del manual".

Para Álvarez, el populismo "es enemigo de la educación. Se basa en obsesionarte con el objeto material para engañarte".

Su agrupación política, el Movimiento Cívico Nacional, se define como "un movimiento pacífico, diverso, representativo del pueblo de Guatemala sin distingo de edades o creencias, que demanda el cumplimiento de las obligaciones del Estado en todos los términos, pero principalmente en el apego a la legalidad y el respeto al clamor popular por seguridad y justicia, y que se encamina en brindar su esfuerzo para la transformación de la aplicación de justicia en Guatemala".