Ante la falta de estadísticas oficiales, el informe de la Universidad Católica Argentina se ha transformado en los últimos años en una de las fuentes más confiables para analizar cuál es la situación de pobreza e indigencia que atraviesa el país.

Para realizar su informe, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA consideró tanto la Encuesta Permanente de Hogares que elabora el Indec, como también su propio relevamiento de ingresos. "Tomando en cuenta los datos oficiales, nos da un nivel de pobreza del 20,4%. Pero si tomamos los nuestros salta al 28,7%". Esta cifra se ubica por encima del 27,4% del año pasado. Y en el caso de la indigencia, el relevamiento también mostró un salto, desde 5,4% a 6,4% de la población.

Agustín Salvia: "Tomando los datos oficiales nos da un nivel de pobreza del 20,4% de la población"

¿Pero cuánto representa esta cifra en términos de cantidad de gente? De acuerdo a Salvia, el 28,7% en situación de pobreza representa a 12 millones de personas sólo en las áreas urbanas, mientras que los indigentes sumarían 2,2 millones.

"De acuerdo a nuestras estimaciones, una familia tipo que gana menos de $2.750 mensuales es indigente, mientras que para estar por encima de la línea de pobreza tiene que tener ingresos no inferiores a $5.700 mensuales", remarcó el investigador.

El umbral de pobreza es de 5.700 pesos

¿Cuáles son los factores principales que explican el nuevo deterioro de estos índices sociales?

- Entre las causas principales se encuentran el proceso inflacionario y la falta de creación de empleo estable. Si bien el Gobierno ha conseguido que no se deteriore tanto el consumo, resulta insuficiente como para contrarrestar el nivel de la inflación.

Otro de los aspectos que Agustín Salvia consideró como preocupante está vinculado con el aumento de la indigencia a pesar de la proliferación de planes sociales: "Un 28% de la gente recibe algún tipo de plan social, pero igual no impide que haya más de 2 millones de personas por debajo de niveles de indigencia, es decir que no les alcanza para subsistir. Para llegar a superar los $2.700 de ingreso familiar, tienen que hacer changas o algún empleo temporal, con el objetivo de estar por encima de los niveles de indigencia".