162
162

Como en cada elección, la provincia de Buenos Aires vuelve a ser el distrito capaz de coronar o derrumbar una candidatura presidencial. A sólo 27 días de las elecciones primarias en todo el país, la pelea ya dejó de ser entre tres: tras la abrupta caída de Sergio Massa, la disputa se polarizó entre Daniel Scioli y Mauricio Macri.

De acuerdo con el último sondeo de la consultora Query, el candidato del Frente para la Victoria tiene una intención de voto de 45,4% para los comicios del próximo 9 de agosto. El líder del PRO lo sigue con un 29,9 por ciento. Si a eso se le suman los 2,5 puntos porcentuales que cosecha la diputada Elisa Carrió y el 1,4 del radical Ernesto Sanz, el frente Cambiemos redondearía un total de 33,8 por ciento.

Para esta elección, la provincia de Buenos Aires tendrá el 37,01% de los votantes de todo el país. Según esa encuesta, Scioli y Macri se repartirían 3 de cada 4 votos del distrito. Tras el cierre de listas, ambos tuvieron un notable crecimiento. De mayo a julio, Scioli pasó de 20 a 45 puntos de intención de voto, luego de que Florencio Randazzo y el resto de los candidatos kirchneristas fueran forzados a tomar "un baño de humildad".

En ese mismo tiempo, Macri subió de 24 a 30 puntos y se posicionó como principal alternativa opositora al Gobierno, según el sondeo realizado por la consultora que más cerca quedó de acertar los resultados de la primera vuelta porteña. Pero si el gobernador bonaerense consigue trasladar su ventaja a todo el país, quedaría en condiciones de ganar en primera vuelta: necesita llegar a 45% o bien lograr 40 puntos y que sus rivales no alcancen los 30.

Muy relegados quedaron Sergio Massa y su flamante frente Una Nueva Alternativa (UNA). Según el sondeo que la empresa realizó entre el 4 y el 7 de julio pasado, el líder del Frente Renovador consolidó su caída y descendió hasta un 9% de intención de voto en el distrito que se suponía era su bastión fuerte. Su rival, el cordobés José Manuel de la Sota, apenas mide 1,9% en la provincia.

El derrumbe del ex intendente de Tigre es notable. En noviembre del año pasado, Query lo ubicaba primero en intención de voto en la provincia de Buenos Aires con 30 puntos, seguido por Scioli (18%) y Macri (14%). En diciembre cayó a 20 por ciento, en marzo ya estaba en 16, en abril logró repuntar un poco y subió a 18, pero luego en mayo volvió a bajar a 17. Tras el cierre de listas, su hundimiento terminó de concretarse, con la pérdida de casi la mitad de sus votantes en el distrito para coronar el 9% relevado en julio.

Lejos de la pelea aparecen Margarita Stolbizer (2,1%) y Adolfo Rodríguez Saá (0,6%). De las 1.217 personas relevadas a partir del sistema telefónico IVR, el 3,2% optó por otros candidatos y el 3,9% reconoció que aún no sabe a quién elegirá.

La pelea por la gobernación

Si se analizan los resultados de la encuesta por candidatos, la macrista María Eugenia Vidal (27,5%) figura primera para los comicios del mes que viene. Si se toman por partido, el Frente para la Victoria figura con una amplia ventaja por la sumatoria de la intención de voto de Aníbal Fernández (25,1%) y Julián Domínguez (16,6%).

Tras haber bajado y luego retomado su candidatura a gobernador bonaerense, el massista Felipe Solá se ubica cuarto (6,8%), seguido por los dos competidores del frente Progresistas: Jaime Linares (3,5%) y Jorge "Huevo" Ceballos (0,9%). El 8% de los encuestados dijo que tiene pensado elegir otro postulante, el 3,2% señaló que votará en blanco y el 8,4% restante indicó que aún está indeciso.

El sondeo fue realizado con el sistema telefónico IVR entre el 4 y el 7 de julio entre 1.217 personas mayores de 18 años distribuidas en todo el territorio de la provincia de manera "proporcional a las regiones, jurisdicciones y calles" y luego ajustadas en base a parámetros del censo 2010. El error muestral fue estimado en +/- 2,87 por ciento.

Como sucedió en la categoría presidente, la elección a gobernador se polarizó con el correr de los meses entre el kirchnerismo y el PRO. En marzo de este año, los más de diez precandidatos del Frente para la Victoria sumaban 32,8 por ciento. En mayo, los que seguían en carrera totalizaban 35,3 por ciento. Con, Aníbal Fernández y Julián Domínguez confirmados como únicos candidatos, sumaron 41,7 puntos. De acuerdo con el estudio, el jefe de Gabinete de la Nación se impone en la interna al titular de la Cámara de Diputados por 60,2% a 39,8 por ciento.

 162
162

El caso de Cambiemos fue similar. En marzo, cuando pocos estaban al tanto de quién era el candidato a gobernador del frente, medía 15,7 puntos. En mayo subieron a 23,9% y en julio coronaron en 27,5 por ciento.

 162
162