163
163
 163
163
 AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 163
163

En su segunda jornada en Paraguay, el papa Francisco volvió a arremeter contra la corrupción, tal como lo hizo este viernes cuando también apuntó contra el narcotráfico. Durante un encuentro con miles de representantes de la sociedad civil, el Sumo Pontífice señaló que la corrupción "es la gangrena de un pueblo".

Allí, a minutos de iniciar la ceremonia, Francisco se arrodilló para rezar a la Virgen, como era su rutina en Buenos Aires. Así se lo vio por unos segundos hasta que interrumpieron la transmisión en las pantallas gigantes. Ya en la misa se lo pudo ver impecable, desalentando algunos rumores que había sobre su salud. Su médico personal, en cambio, sí estaba cansado y solía dormirse en medio de la ceremonia.

"Este santuario es un lugar de fiesta, de encuentro, de familia. Venimos a presentar nuestras necesidades, a pedir perdón. Venimos siempre porque acá se está en casa y lo mejor es saber que alguien nos espera.Queremos renovar nuestras ganas de vivir la alegría del evangelio", expresó el Papa en Caacupé.

Luego, el Papa visitó de forma imprevista la Fundación San Rafael, una organización que mantiene un hogar de enfermos terminales y que recibió con su presencia el apoyo de Francisco, quien llegó en papamóvil a ese centro de Asunción.

En el edificio, cuyo exterior estaba rodeado de miles de personas, el papa se entrevistó con el religioso italiano Aldo Trento, el artífice de esa obra que se mantiene con donaciones anónimas.

"Estoy muy feliz por mis hijos enfermos de sida y de cáncer (..) Cada semana mueren dos o tres personas, son diez años que pasa eso, por eso para mí la visita del Papa ha sido como una confirmación de lo que quiere Dios, no del padre Aldo", dijo el religioso al finalizar la visita.

LEA MÁS: Francisco en Caacupé: "Dios bendiga a la mujer paraguaya, la más gloriosa de América"

LEA MÁS: El Papa, agotado: "No doy más"

Añadió que el Sumo Pontífice le dijo que no se podía quedar más tiempo y que se detuvo para responder a su petición de bendecir una clínica recién inaugurada en el centro.

"El Papa me dijo 'gracias padre, seguid adelante'", indicó Trento.

La Fundación San Rafael también atiende a unas 70 familias de escasos recursos a las que proporciona alimentos y vestimenta, además de asesoramiento jurídico y laboral.

Desde 2004 cuenta con una clínica de cuidados paliativos para enfermos de sida y cáncer en estado terminal, en la que brinda atención gratuita a los pacientes.

Este domingo, antes de regresar al Vaticano, Francisco tiene planificadas múltiples actividades, que comenzarán a las 8:15, hora local, con la visita al barrio Bañado Norte, pasando por una misa central en Ñu Guausú y culminando con un acto de despedida en el Aeropuerto Silvio Pettirossi a las 19:00 horas.