Reuters 163
Reuters 163

El Vaticano abrió este sábado por primera vez un juicio contra un prelado acusado de abusos sexuales a menores, un ex nuncio en República Dominicana que estuvo ausente en la audiencia al haber sido hospitalizado.

El polaco Józef Wesolowski, de 66 años, ya fue condenado a colgar los hábitos y volver al estado laico al término de un proceso eclesiástico. Wesolowski sufre desde hace algunos meses problemas de salud, sin que se sepa de qué tipo. La Santa Sede dijo este sábado que fue ingresado en cuidados intensivos.

"El acusado se sintió indispuesto de forma repentina y se le condujo a un hospital romano", explicó posteriormente el fiscal Gian Piero Milano en el tribunal.

Wesolowski se sintió mal el viernes e ingresó en urgencias en el Vaticano, antes de ser trasladado al establecimiento romano donde permanece bajo vigilancia policial.

La policía lo detuvo en septiembre de 2014 y luego fue condenado a arresto domiciliario. En diciembre, obtuvo una mayor libertad de movimiento en el interior del Estado vaticano por motivos de salud.

La policía lo detuvo en septiembre de 2014 y luego fue condenado a arresto domiciliario

La audiencia sólo duró siete minutos este sábado, el tiempo necesario para que el fiscal leyera los cargos que se le imputan a Wesolowski y confirmara su hospitalización.

El presidente del tribunal, Giuseppe Dalla Torre, indicó que el juicio se aplazará a "una fecha aún por determinar".

Wesolowski está acusado de haber mantenido relaciones con menores cuando estaba destinado como nuncio en República Dominicana, entre enero de 2008 y agosto de 2013, y de haber descargado en internet miles de fotografías de contenido pedopornográfico. Este último delito fue introducido en la legislación vaticana por el papa Francisco en 2013.

En cuanto a las acusaciones de abusos sexuales, se basan en testimonios recogidos por las autoridades competentes de Santo Domingo, precisó el Vaticano. El juez, el abogado de la defensa y los fiscales que participarán en ese juicio sin precedentes son todos laicos italianos.