Francisco presidió una misa en Santa Cruz de la Sierra y pidió que "no haya más descartes"

  163
163
Reuters
Reuters
 AFP 163
AFP 163
  163
163
  163
163

El papa Francisco pidió ante una multitud de bolivianos terminar con la cultura del descarte y del consumo, en su primera misa celebrada en Santa Cruz de la Sierra este jueves, durante su segundo día de visita en Bolivia.

"Jesús nos sigue diciendo en esta plaza: 'Sí, basta de descartes'", exclamó el papa argentino tras criticar la "lógica que busca transformar todo en objeto de cambio, de consumo, todo negociable", en la inmensa plaza de Cristo Redentor.

El Sumo Pontífice comenzó su homilía resaltando el sacrificio y amor de las madres bolivianas: "Me conmuevo cuando veo a muchas madres cargando a sus hijos en las espaldas como lo hacen aquí tantas de ustedes".

Aquí se puede seguir la misa del papa Francisco en Bolivia

En su exposición ante más de un millón de bolivianos y ciudadanos de otros países del continente que se acercaron a Santa Cruz de la Sierra para escuchar su palabra, Francisco señaló que esas madres "están llevando sus motivos de alegrías y esperanzas", pero también "desilusiones, tristezas y amarguras".

Este miércoles, en su primer día en suelo boliviano, el presidente Evo Morales calificó al pontífice argentino como "el papa de los pobres". Además, aseguró que quien traiciona a un pobre traiciona al propio Francisco. Bolivia es precisamente el país que más sufre la pobreza en Sudamérica.

"Frente a tantas situaciones de hambre en el mundo, podemos pedir perdón", reconoció el Sumo Pontífice, quien llamó a los fieles a terminar con las exclusiones y criticó a quienes descartan a todos aquellos que no producen. "Porque aparentemente no dan los números", apuntó.

"La riqueza más plena de una sociedad se mide en su gente", remarcó.

  163
163

La ciudad de Santa Cruz, en el oriente boliviano, amaneció el jueves convertida en un gran campamento donde cientos de católicos han pernoctado para escuchar la misa que celebra el papa Francisco.

Desde la madrugada, los fieles se trasladaron a la plaza del Cristo Redentor en el centro de la ciudad para escuchar y ver al Pontífice. Se estima que más de un millón de fieles presencian la ceremonia.

El Gobierno declaró feriado para permitir que los fieles concurran a la celebración en un altar que ha sido tallado en madera de roble por indígenas del pueblo chiquitano, una etnia del oriente.

Se espera que el Santo Padre pronuncie oraciones en lenguas nativas como el aymara, quechua y guaraní.


LEA MÁS: Miles de fieles participan de la vigilia para la misa que Francisco celebrará en Santa Cruz

LEA MÁS: Papa Francisco: "Bolivia está dando pasos importantes para incluir a amplios sectores"

LEA MÁS: Francisco habló en Bolivia sobre el conflicto con Chile: "Pienso en el mar y espero diálogo"

Luego de la misa que brinda en la plaza de Cristo Redentor, Francisco mantendrá un encuentro con sacerdotes, religiosos, religiosas y seminaristas en el colegio Don Bosco. Esta actividad está programada para las 16:00, hora local (20:00 GMT).

El siguiente y último compromiso de su segunda jornada en suelo boliviano será la participación en el II Encuentro mundial de los Movimientos Populares en el salón principal de la feria Expocruz, desde las 17:30 locales (21:30 GMT).

MAS NOTICIAS