Reuters
Reuters

A pesar de haber declarado que los mexicanos son delincuentes y violadores, el precandidato republicano a la presidencia de Estados Unidos Donald Trump aseguró que el próximo año ganará el voto latino.

"Voy a ganar el voto latino porque voy a crear puestos de trabajo que no tienen. Lo haré mejor que nadie, voy a ganar ese voto", adelantó el multimillonario este miércoles en diálogo con NBC News.

Luego del revuelo que generaron sus despectivas palabras sobre el pueblo mexicano, Trump aseguró que mantiene una buena relación con los ciudadanos de ese país. "Tengo una gran relación con el pueblo mexicano", apuntó.

Desde su pronunciación sobre los mexicanos, el magnate norteamericano perdió una gran cantidad de contratos con diferentes compañías con las que estaba asociado; tal es el caso de Macy´s, NBC News y Univision, entre otras.

"Sí, estoy perdiendo algunos contratos, pero a quién le importa... los políticos son débiles y quieren ser políticamente correctos", manifestó. "En comparación con lo que tengo, no importa...", agregó.

El precandidato presidencial rechazó las afirmaciones que lo señalan como una voz de división dentro del Partido Republicano, con el argumento de que él mismo sin ayuda de nadie cambió el debate nacional con respecto a la inmigración.

"No estarías escuchando acerca de la palabra inmigración si no fuera por Donald Trump", sostuvo.