El Papa invocó su encíclica verde durante la gira en Ecuador

 AFP 163
AFP 163

"Hay algo que es claro, no podemos seguir dándole la espalda a nuestra realidad, a nuestros hermanos, nuestra madre tierra", dijo Francisco en una reunión con maestros y alumnos de la Pontificia Universidad Católica de Ecuador, en el norte de Quito.

El jefe de la Iglesia católica, de 78 años, aludió al daño ambiental y agregó que "no es lícito ignorar lo que está sucediendo al alrededor como si determinadas situaciones no existiesen o no tuvieran nada que ver con la realidad" de cada uno.

Francisco -quien cumple desde el domingo su primera gira por Sudamérica con paradas en Ecuador, Bolivia y Paraguay- consideró que el "cuidado y la protección" del ambiente son hoy una "invitación que se impone a la fuerza".

"Entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada Tierra"

"Ya no es una mera recomendación, sino una exigencia que nace por el daño que le provocamos como causa del uso responsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en la Tierra", afirmó.

En ese sentido agregó: "Hemos crecido pensando tan solo que debíamos cultivar, que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados quizás a expoliarla... por eso entre los pobres más abandonados y maltratados, está nuestra oprimida y devastada Tierra".

Durante su intervención ante varios miles de invitados, Francisco invocó pasajes de la encíclica verde que publicó el 18 de junio contra el cambio climático y se interrogó sobre la Tierra que los hombres quieren legar.

LEA MÁS: Ante Rafael Correa, el papa Francisco pidió "dejar de lado los liderazgos únicos"

LEA MÁS: El papa Francisco se reunió con Rafael Correa en Quito

LEA MÁS: Francisco: "La familia es la gran riqueza social que otras instituciones no pueden sustituir"

"Esta Tierra la hemos recibido como herencia, como un don, como un regalo. Qué bien nos hará preguntarnos: ¿Cómo la queremos dejar?", planteó.

Francisco, el papa de 1.200 millones de católicos en el mundo, la mayoría de los cuales está en América Latina, ha llamado a una "revolución valiente" para salvar el planeta ante las amenazas del capitalismo salvaje.

En la gira que lo trajo de regreso a su cuna sudamericana tras el viaje a Brasil en 2013, Francisco visita países que contaminan relativamente poco pero que sufren los efectos del calentamiento global, como el descongelamiento de los glaciares tropicales andinos en Ecuador y Bolivia.

Francisco cumplirá el miércoles sus últimas actividades en Ecuador y viajará al mediodía hacia Bolivia antes de concluir la gira en Paraguay este domingo.