La apoderada de la alianza opositora Fuerza Cívica Riojana, Cristina Salzwedel, presentó esta tarde ante el Tribunal Electoral provincial una denuncia de una gran cantidad irregularidades "gravísimas" durante el acto electoral de este domingo. Con los antecedentes polémicos de los últimos comicios de 2013, el temor al fraude protagonizó buena parte de la campaña, al punto que la Iglesia llamó a "custodiar los votos hasta el recuento final".

Entre otras cosas, Salzwedel aseguró que en las mesas céntricas de la zona de tribunales hubo electores que fueron a votar y se encontraron con que desconocidos "ya votaron por ellos", sustituyendo su identidad. Además, disparó que "hay presidentes de mesa que firman más de un sobre" por votante y que "se han robado sobres". Y protestó: "Gendarmería mira para otro lado".

La Fuerza Cívica Riojana también presentó un reclamo por "violación de la veda" contra el sector oficialista que candidatea a intendente de la capital al actual secretario de la Gobernación, Alberto Paredes Urquiza. Salzwedel dijo que "todo el 'paredesurquisismo' está identificado con bufandas azules, violando la veda, en los ingresos a las escuelas y entregando votos" de su sector a la vista de toda la gente.

En línea con la denuncia, en la escuela Polivalente de Arte, un puntero del candidato a intendente del oficialismo Alberto Paredes Urquiza armó un bunker frente a la puerta, dentro del perímetro del instituto, y fue detenido. Según la prensa local, un empleado reconoció que los autorizó a cambio de dinero. Y en el Colegio secundario 3, otro dirigente del mismo espacio fue detectado cuando entregaba "votos con dinero", indicó el portal Riojapolítica.com.

En los comicios legislativos de 2013, el gobernador Luis Beder Herrera admitió que entregó dádivas para lograr la victoria de sus delfines. Aunque la Justicia lo absolvió pese a su confesión, prometió no hacerlo más. Sin embargo, en los últimos días, aún pese a la veda, los regalos proselitistas fueron una constante: desde vales para una ferretería hasta colchones, pasando por los clásicos bolsones de comida (que se vendían a 250 pesos por Facebook) o las insólitas viandas con golosinas y una foto de Casas que se regalaron a los estudiantes universitarios. Incluso un periodista aseguró que un postulante entregó sobres con su boleta y dinero, y una candidata regaló en la calle billetes de 100 pesos.

 162
162

Por otra parte, la oposición denunció que Gendarmería "no habilitó la escuela Tambor de Tacuarí" y otras aulas que funcionan como cuartos oscuros en otras escuelas, porque, por ejemplo, no tienen luz o no han llegado los fiscales con las boletas. En tanto en la escuela Gerónimo Barros dos fiscales se trenzaron a golpes y rompieron boletas durante la pelea.

Con un alud de colectoras que incluyó 5 mil candidatos y 43 listas en los cuartos oscuros de la capital provincial, una constante en todos los distritos fue la falta de boletas.

También vinculado a las colectoras, Horacio Pavón, candidato a gobernador por la Izquierda por una Opción Socialista, denunció que el tribunal electoral "no ha cumplido con el compromiso asumido de colocar 50 votos dentro de las urnas de los partidos que no tenían colectoras".

Paréntesis insólito: en el barrio Islas Malvinas una radio local reportó que en un cuarto oscuro un hombre defecó sobre las boletas.

Más irregularidades

Las acusaciones también pisaron fuerte en el interior provincial. En Famatina, la dirigente asambleísta Marcela Crabbe denunció que "la policía no actuó" ante las irregularidades que se observaron en los alrededores de los centros de votación. Afirmó que "a media cuadra de la escuela (donde se votó) gente de Beder (Herrera) y (la diputada provincial Adriana) Olima repartió plata".

A su vez, en Chilecito hubo denuncias de "maniobras de fraude" y se abrió una investigación contra dos fiscales de mesa del oficialismo provincial, de acuerdo a fuentes policiales citadas por el diario de esa localidad. En Chamical, hubo denuncias de personas ingresando a los cuartos oscuros y problemas con los números de documentos en los padrones. Y en Aminga se denunció la "compra de votos".

El candidato a intendente de la Fuerza Cívica Riojana, Juan Amado, y el observador independiente Ricardo Ferrer Picado denunciaron, en una radio y en su cuenta de la red social Twitter, respectivamente, que dos grupos del Frente para la Victoria que compiten por la intendencia del departamento riojano Felipe Varela provocan decenas disturbios y peleas en las esquinas de los colegios dispuestos para sufragar y afirmaron que "ofrecen dinero por el voto" y que armaron un bunker frente a una escuela.