Getty
Getty
Getty Images Argentina
Getty Images Argentina

Jorge Sampaoli, una de las personas más nombradas en los últimos días. Llevó a Chile a una nueva Final de Copa América, la tercera de su historia, y está a punto de lograr lo que nunca nadie pudo: el primer título del certamen. Fanático de Bielsa, humilde y con un pasado como futbolista complejo -que trató de enterrar rápidamente-, cuenta además con historias personales que bien podrían entrar en un guión cinematográfico. Conocé más del "Zurdo", quien está más loco que el 'Loco' y al igual que su Maestro ya entró en la historia grande de Chile.

  • SU FUGAZ ETAPA COMO FUTBOLISTA Y EL FANATISMO POR RIVER:

Una fractura de tibia y peroné le hizo dejar las inferiores de Newell's cuando apenas tenía 17 años. Fue entonces que se dedicó a jugar en ligas menores de su ciudad, Casilda, (mientras que a su vez trabajaba en el Banco Provincia y en un Registro Civil, donde en días en que el juez de Paz faltaba actuaba de casamentero y hasta firmaba partidas de defunciones) hasta que a los 19 debió dejar definitivamente la práctica. Su último año como futbolista, en Alumni en 1991, salió campeón: 1-0 a Huracán de Chabás.

Por ese entonces, el "zurdo" (como lo apodaban en sus "pagos") ya había heredado por parte de su padre el fanatismo por River y hacía hasta lo imposible para poder verlo. "Cuando era chico, tomaba un micro para ir a Buenos Aires, hacía más de 400 kilómetros, que en ese tiempo podía demorar doce horas. Otras veces agarrábamos el tren sin pagar, porque no teníamos plata y nos bajaban en la mitad. O seguíamos a dedo", dijo en una entrevista al diario El Mercurio. Y hasta cuentan sus allegados que ha llegado a faltar al colegio si su amado "Millonario" perdía el fin de semana, como consecuencia de la gran desazón que le generaba.

  • LOS PRIMEROS PASOS COMO ENTRENADOR Y LA FAMOSA FOTO DEL ÁRBOL:

Su humilde carrera como DT fue en su último club, Alumni de Casilda. Primero fue ayudante técnico de Mario Bonavera, y tiempo atrás ya había sido el preparador físico de las Inferiores del club. Fue en aquel entonces, cuando su inquietud e impaciencia inesperadamente lo hizo "saltar a la fama". De tantos gritos y reproches que soltó en medio de un partido, el árbitro decidió expulsarlo. Y Sampaoli no tuvo mejor idea que treparse a un árbol para poder seguir viendo el partido y desde allí continuar dando indicaciones.

La insólita apuesta no le dio resultado y su equipo perdió. Pero esa imagen del técnico trepado al árbol fue captada por un diario, la vio el presidente de Newell's y le ofreció un contrato en Argentino de Rosario, club que militaba en la B Metropolitana y que era gerenciado por la "Lepra".

  • EL AMOR POR EL 'ESTILO BIELSA' Y OTRA DE SUS GRANDES LOCURAS:

En Argentino de Rosario estuvo hasta el año 2000 y ya dejaba en claro cuál era su estilo de juego. Admirador de Marcelo Bielsa, el técnico grababa sus charlas técnicas y luego las escuchaba en un walkman cuando salía a correr. "Mis equipos se caracterizan por presionar en campo contrario, lateralizar bien y entrar por los costados. Es muy importante el rival, saber con quién jugás, hacer una escala de valores y trabajar en base a ellos", reconocía cuando era su consultado. Tal es así que con sólo mirar algunos minutos de un partido de su actual equipo, para notar las similitudes que tiene con las ideas que utiliza el "Loco" (Sampaoli opta tanto por el dibujo 4-3-3 como el 3-3-1-3, los mismos que usó Bielsa en Chile y que repitió en el Athletic y Olympique).

"Estaba todo el día pendiente del fútbol. Es literal lo que digo. Y llegué a un punto en que era bielsadependiente. Salía a correr y escuchaba cintas de Bielsa. Lo seguía y lo grababa cada vez que daba charlas. Era un obsesivo de su Newell's, sabía lo que él hacía desde que estaba en las Inferiores", reconoció a la revista Un Caño.

Su pasión por Bielsa lo llevó a recorrer 350 kilómetros que separan Casilda de Buenos Aires para ver a través de un largavistas enfrente de las canchas de la AFA en Ezeiza las indicaciones del 'Loco' a los jugadores de la Selección, a 300 metros. "Los ejercicios tácticos eran fabulosos", manifestó, mientras contó que "enseguida hice relación con los ayudantes de Bielsa. Vivas, por ejemplo, me recomendó a Sebastián Beccacece, hoy mi ayudante de campo. Sebastián (también rosarino) era otro silencioso fanático de Bielsa", recapitula.

Sin embargo, nunca buscó tener un diálogo personal, más allá de que el propio Bielsa lo ha felicitado en distintos momentos: "No creo que quisiera trabajar con Bielsa. Para mí es el mejor técnico del mundo, pero prefiero tenerlo como un mito y seguirlo de cerca, pero sin incomodarlo".

  • LOS PRIMEROS ÉXITOS LLEGARON EN EL EXTERIOR:

Una vez finalizada su etapa como DT de equipos de ascenso en Argentina, Sampaoli comenzó su excursión al fútbol extranjero. Fue en Perú donde más tiempo pasó dirigiendo a Juan Aurich, Sport Boys, Coronel Bolognesi y Sporting Cristal. Hasta que en 2007 recaló en el fútbol chileno para dirigir al O'Higgins y lo llevó al equipo a ocupar el tercer puesto en el Apertura 2008, pero en agosto del año siguiente debió abandonar el equipo por los malos resultados.

Fue entonces que saltó a un club de más renombre, Emelec de Ecuador. Allí participó de la Copa Libertadores 2010 y logró llegar al primer puesto en la primera etapa del Campeonato ecuatoriano de ese año, que le dio el pasaje a la Copa Sudamericana 2010 y la Libertadores 2011. Incluso, en junio de 2010 llevó al Emelec a ser electo como el mejor equipo del mundo de ese mes por la IFFHS.

Allí comenzaría la mejor etapa de su carrera, cuando pasó a Universidad de Chile en diciembre de 2010. Fue en dicho equipo donde conseguiría sus primeros títulos como entrenador: el Apertura y el Clausura 2011; y también le dio al club su primera competencia internacional al adjudicarse la Copa Sudamericana de dicho año, con el plus de ser el mejor campeón de la historia de la Copa al lograrlo en condición de invicto y con sólo dos goles en contra. En enero de 2012, la Federación Internacional de Estadística del Fútbol eligió a Sampaoli el séptimo mejor entrenador del mundo, el primer argentino de la lista.

En la "U" encontró su lugar en el mundo, ya que el argentino (prácticamente un desconocido por los amantes del fútbol de su país) llegó a rechazar hasta diez ofertas, según reconoce el propio presidente del club chileno, entre ellas Estudiantes de La Plata alegando que tienen un sistema "muy bilardista" y que le costaría modificar sus costumbres. Hasta que llegaría su chance en la Selección chilena.

  • EL LEGADO DE BIELSA Y SU ACTUALIDAD EN CHILE

El exitoso paso por la "U" quedó atrás y tomó el 'Legado Bielsa' en "La Roja". El 3 de diciembre de 2012 lo presentaron oficialmente, con el gran desafío de llevar de nuevo a la Selección a un Mundial, el de Brasil 2014. Retomó la identidad que le había dado el "Loco" y 'recuperó' al gran líder del equipo como Jorge Valdivia, marginado en el proceso anterior de Claudio Borghi.

Su primer por Eliminatorias fue con derrota 1-0 en Lima ante Perú en Lima, pero luego acumuló cuatro victorias oficiales consecutivas (Uruguay, Paraguay, Bolivia y Venezuela), un empate con Colombia, y por último un triunfo ante Ecuador, que permitieron a Chile clasificar a la Copa Mundial. Esta exitosa campaña le valió el reconocimiento de sus pares como el "Mejor Entrenador de la Clasificación de Conmebol para la Copa Mundial de Fútbol de 2014", por sobre Alejandro Sabella (Argentina) y José Néstor Pékerman (Colombia).

Ya en el Mundial, realizó una correcta campaña alcanzando los Octavos de Final y perdiendo con el anfitrión Brasil por penales (en la Fase de Grupos había venció al campeón defensor España, eliminándolo del certamen). En la actual Copa América, Sampaoli llevó a los sueños chilenos a casi hacerlos realidad. Está a un paso de entrar en la historia grande.

  • EL TATUAJE Y SU APOYO A LA BANDA DE ROCK CALLEJEROS:

Su pasión por la música no es nueva y tampoco su apoyo a la banda Callejeros. En abril de año pasado, Jorge Sampaoli visitó a Patricio Fontanet, detenido en la cárcel de Ezeiza, condenado por la tragedia de Cromañón. El objetivo de la visita fue "manifestar el compromiso del seleccionador con los músicos y la convicción de la injusticia que están viviendo, detenidos desde 2012 por la imputación del delito de 'homicidio culposo seguido de muerte y cohecho activo'", según explicaron las crónicas de ese momento. Incluso, el DT le aseguró que la motivación a su equipo se hace con videos editados con la música de Callejeros.

También se tatuó una frase del grupo en su brazo: "No escucho y sigo, porque mucho de lo que está prohibido me hace vivir...". Un mes después de la visita a la cárcel, Sampaoli fue impulsor y parte de un espectáculo en Chile, en el club Chocolate, en homenaje a la banda y como apoyo a la liberación de los músicos. Acompañado por su familia, se mostró con todos los presentes, repartió saludos y aceptó gustoso cada fotografía que le pedían.

  • EL DÍA QUE LE TOCÓ DORMIR EN UN CUARTEL, QUE LE VALIÓ EL APODO "EL HOMBRECITO"

El Hombrecito, lo apodaron en Perú. En el país incaico fue donde comenzó su carrera profesional, ya que antes había dirigido en equipos de ascenso en Argentina. Distintos artículos de la época cuentan que llegó a vivir en un en un cuartel de bomberos. Dirigiendo en Sport Boys cobraba una cifra modesta (2.500 dólares al mes para repartir con sus asistentes), siendo el cuerpo técnico peor pago del fútbol de Perú.

"Tras meses de trabajo y con el campeonato en curso, la penuria económica golpeó con fuerza a la institución rosada y esto produjo que Sampaoli se quede sin habitación por lo que tuvieron que hospedarlo en la Compañía de Bomberos del Callao. Es más, el infortunio se ensañó con él, pues cuando se marchó del Boys por la huelga de futbolistas el club le quedó debiendo cuatro meses de sueldo", rezan una crónica del diario deportivo peruano Líbero.

"Él vivía a un costado del cuartel. No en el cuartel mismo. Es una casa que está en una misma edificación, pero independiente y con otro dueño, pero con pasillos en común", refirió el bombero Alberto Márquez. "Compartíamos los pasillos y teníamos contacto. El entraba, salía, nos saludaba. Era muy educado. Iba, venía... le decíamos 'el Hombrecito'", cerró, dando nacimiento al nuevo apodo.

  • LA CAMA QUE LE HICIERON Y EL PEDIDO DE DISCULPAS A BIELSA

En 2007, tuvo su primera su primera oportunidad en un club grande de Perú: Sporting Cristal. "Sampaoli quiso transformar a ese Cristal de jugadores como el Camello José Soto, Roberto 'Chorri' Palacios o el argentino Luis Bonnet, conformistas por haber llegado a una final de Copa Libertadores. Sus exigencias de tres entrenamientos diarios y concentración rígida solo la aceptaron los jóvenes. Los 'referentes' le hicieron la cruz y le armaron una 'camita' que le resultó muy dolorosa porque acabó con su cese después de 17 partidos", publicó el portal Trome.pe.

No conforme con su malestar, Soto pidió la cabeza de Sampaoli: "Soto entró furioso a la oficina donde dos de los directivos más poderosos de Cristal conversaban sobre los planes con el equipo. Casi tiró la puerta. No respiraba, bufaba. Habían pasado dos semanas de los primeros trabajos de Jorge Sampaoli en el Rímac y el jugador celeste con más goles en la historia del club no aguantó el ritmo de trabajo impuesto por el Hombrecito: 'Yo no voy a permitir que a estas alturas de mi carrera me pidan hacer cosas que ya hice a los 20', escucharon. Soto había llegado a ganar 30 mil dólares mensuales y era el jugador más caro del fútbol peruano. Y desde que salió subcampeón de la Libertadores en 1997, su palabra era ley", publicó El Comercio.

En mayo de aquel año, Sampaoli se alejó del Cristal y luego escribió la reconocida carta pidiéndole disculpas a Bielsa en la que le pedía perdón 'por no haber defendido el estilo'. Dirigió 17 partidos, ganó solo 4, empató 6 y perdió 7".

Getty
Getty