ISIS frustró un atentado contra Al Baghdadi y ejecutó a los 13 conspiradores

Fuentes iraquíes y sirias indicaron que un grupo de comandantes norafricanos lideró el complot para hacerse con el poder del líder del Estado Islámico. Cómo y por qué fracasaron en el intento

  163
163

La cúpula del Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) ha frustrado un atentado que tenía como objetivo matar a Abu Bakr al Baghdadi y ejecutó a 13 altos oficiales que formaron parte de la conspiración, según el sitio de noticias con base en Londres Al Araby Aljadeed.

En el grupo de ejecutados se destacan cinco comandantes prominentes, quienes estaban descontentos con las prioridades militares del autoproclamado califa y planearon asesinarlo para hacerse con el poder.

"La mayoría de ellos eran árabes del Magreb (norte de África), Siria, Yemen y Kuwait. Un kurdo y un checheno también fueron ejecutados", dice el artículo.

Los conspiradores eran árabes del norte de África, Siria, Yemen y Kuwait

Agrega que el intento abortado "tuvo lugar después de ásperas disputas sobre la marcha de las operaciones militares que se llevan a cabo y la expansión para incluir facciones yihadistas que se opusieron antiguamente al grupo, especialmente en Siria y Afganistán".

Al Araby Aljadeed sigue la estela de las versiones que indicaban que ISIS había ejecutado a un oficial de alto rango en Mosul "bajo cargos de conspiración" después de desacuerdos entre yihadistas locales y extranjeros dentro del grupo.

LEA MÁS: El doloroso relato de un sirio que perdió a once familiares asesinados por ISIS en Kobane

LEA MÁS: ISIS destruyó a martillazos estatuas ancestrales de Palmira

LEA MÁS: Al Qaeda se venga de ISIS con sangrienta ironía: las "víctimas" ejecutan a sus verdugos

El plan

Una fuente residente en Mosul le aseguró al medio londinense que la idea era matar a Al Baghdadi cerca de Raqqa, plaza fuerte de ISIS en Siria. "El golpe, que fue abortado poco antes de su ejecución, preveía atacar a un convoy de Al Baghdadi con bombas en una ruta campestre al sur de Raqqa", dice la fuente de Al Araby.

Al Baghdadi exhibió las cabezas de los golpistas tras decapitarlos

De confirmarse esta versión, sería un caso único en la corta historia de ISIS, ya que es la primera vez que los desacuerdos internos se manifiestan de modo tan radical. La fuente indica que se iba a producir entre el 10 y el 13 de junio y resultó un desastre porque "hubo una traición dentro del grupo conspirador que reveló el plan dos días antes de su realización".

La conclusión de la historia fue que "Baghdadi arrestó a los conspiradores, los ejecutó violentamente y dejó sus cabezas colgando en una de las bases del grupo hasta los primeros días del Ramadán".

Divisiones internas

Un traficante de petróleo que tiene conexiones con ISIS le dio a Al Araby información que sugiere que varios líderes están hartos de su jefe: "Baghdadi ya no tiene el consenso de los líderes del grupo y hay obvia preocupación entre las cabezas militares, al igual que entre los formadores de opinión".

Aunque muchos afirmaron oficialmente que los 13 ejecutados estaban espiando para los Estados Unidos y Siria, "la verdad es que hubo un intento de asesinar a Al Baghdadi y él se escapó".

Hay una creciente división entre yihadistas locales y los "extranjeros"

La separación entre el califa y parte de su alto mando se origina en "la promoción de líderes iraquíes en desmedro de los de otros países".

Las divisiones, dicen otras fuentes, "aparecieron antes de lo que se preveía" porque Baghdadi tomó algunas decisiones sin consultar: "Hay un ala del poder que no considera que él sea capaz de mandar. Otros creen que los sirios tienen más derechos que los iraquíes", aseguran.