EFE 163
EFE 163

Ante las intenciones del español Felipe González de volver a Venezuela, Mario Isea, representante del Estado venezolano ante el Gobierno de España, aseguró que el político es libre de regresar a su país cuando éste lo desee, aunque advirtió que no podrá ejercer acciones legales para defender a los privados de libertad por razones políticas.

Felipe Gonzalez sostuvo el día de ayer una reunión con Mitzy Capriles y Lilian Tintori, esposas de los opositores Antonio Ledezma y Leopoldo López, respectivamente. Ambos encarcelados por órdenes de Nicolas Maduro.

En meses pasados la Asamblea Nacional Bolivariana, presidida por el diputado chavista Diosdado Cabello decidió nombrar persona no grata al líder español por considerar que éste prentende injerir en los asuntos internos de Venezuela y abogar por los presos políticos. El embajador Isea explicó que "Nunca se impidió a Felipe González ir a Venezuela aunque el Parlamento le declaró "persona no grata". Él pudo hablar allí durante su estancia, dijo lo que quiso y llegó y se fue cuando quiso", agregó Isea.

Con respecto a las relaciones con Miraflores, sentenció que saben que Felipe Gonzalez encabeza una campaña de desprestigio internacional de Venezuela y su gobierno. Lo acusó además de promover la impunidad.

Sobre el objetivo de González de colaborar con la defensa de esos opositores, Isea finalizó recordando que el ejercicio de la abogacía está reglamentado y el político español "puede opinar libremente, pero no ejercer de abogado".