163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163
 163
163

Una de las niñas ricas de Instagram muestra sus vacaciones de verano, nadando sobre un cisne inflable en Hamptons, Nueva York.

Unos fideos al pesto valuados en varios miles de dólares.

"Dando una vuelta con las chicas", dice esta joven antes de subirse a su helicóptero.

No, no es la Casa Blanca. Es una de las tantas mansiones que hay en Southampton, Nueva York.

Para qué tomar un crucero cuando uno tiene su propio yate tamaño crucero, como Clarisse La Fleur.

@kmelnichenko, en cambio, prefiere viajar en su propio avión para ir a jugar algunos miles de dólares a los casinos de Las Vegas.

@godiamo, más tradicional que los otros, sale a pasear en su auto. Un Rolls Roys.

Alex Burnahm, otro tradicionalista. Sólo maneja clásicos.

"Adicción". Así define esta joven su pasión por las compras de verano.

"Nuevos amigos. Pasando algún tiempo con mis hijos, Cha, Mp y Agne", escribe @dgdsn, alguien que prefiere relacionarse con botellas de champagne antes que con personas.