La Corte de EEUU reconoció la legalidad del matrimonio gay a nivel nacional