Twitter 163
Twitter 163

El líder de la oposición venezolana Leopoldo López anunció hoy que levantaba la huelga de hambre después de 30 días, al conocerse ayer que las elecciones legislativas serán realizadas el 6 de diciembre. Su decisión fue acompañada por opositores, presos políticos y activistas que habían tomado la misma medida para apoyar su protesta.

"A ustedes, hermanos y hermanas, les pido con el corazón en la mano que asumamos con humildad los logros obtenidos en esta protesta y que juntos, todos, levantemos la huelga de hambre", dijo López en un mensaje leído por su esposa Lilian Tintori en Caracas. "Levantemos la huelga, pero la lucha continúa", remarcó López la misiva escrita "de su puño y letra" y dirigida "a los 104 huelguistas" que le acompañaron en su protesta.

 163
163

Tintori, acompañada por dirigentes de Voluntad Popular y 14 huelguistas con tapabocas, recordó que los reclamos opositores siguen siendo "la liberación de todos los presos políticos", la posibilidad de que en las elecciones haya observadores internacionales de la OEA y la Unión Europea y "el cese de la persecución y la censura".

Desde hace días, el resto de los huelguistas y dirigentes opositores habían pedido a López que cesara con la medida porque podía perjudicar seriamente su salud. Tras darse a conocer la noticia, el gobierno de Estados Unidos saludó la decisión de López, mientras que la cancillería brasileña recibió con "satisfacción" la convocatoria a los comicios.

Con su anuncio de que los comicios se celebrarán el 6 de diciembre, la presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, puso fin el lunes a los reclamos de la oposición y políticos extranjeros, que aseguraban que el retraso en la publicación del cronograma electoral era parte de una artimaña oficialista.

Las elecciones legislativas son vistas por muchos como la prueba más difícil a la que se enfrentará Nicolás Maduro, heredero del fallecido Hugo Chávez, en sus dos años de gobierno. Su gobierno enfrenta una abrupta caída de ingresos petroleros y una disparada inflación y escasez de productos básicos, lo que genera gran descontento popular.

Según una encuesta de la firma Datanálisis divulgada en abril, el oficialismo -cuyas primarias serán el próximo domingo- perdería por primera vez desde 1999 la mayoría parlamentaria, porque sólo alcanzaría 25% de los votos, frente al 45,8% de la oposición. De acuerdo con el mismo estudio, la aprobación de Maduro se ubicaba en 28,2%.

En el proceso se elegirá a 165 diputados. Actualmente, la Asamblea está compuesta por 99 diputados pertenecientes a organizaciones asociadas al chavismo, principalmente el Partido Socialista Unido de Venezuela. Los 66 restantes son opositores.