163
163

La ola de escándalos de corrupción en Guatamala no se detiene. Esta vez, no son los políticos los que están en la mira de la justicia sino la policía gutamalteca.

Al menos once personas, entre ex jefes y empleados administrativos de la policía fueron detenidos este martes por su vinculación a un desvío millonario de dinero en la institución, informó una fuente judicial.

De acuerdo con el diario local Prensa Libre, la supuesta red mandaba a reparar patrullas a talleres fantasmas y facturaba sobreprecios en diferentes servicios que requería la institución.

Entre los detenidos figuran Héctor Rodríguez, ex subdirector de apoyo logístico de la Policía Nacional Civil (PNC), otras cuatro personas que fungieron como altos mandos de la institución y seis funcionarios administrativos, dijo a la AFP Julia Barrera, vocera de la Fiscalía.

Los detenidos están acusados de asociación ilícita, fraude, concusión, enriquecimiento ilícito y lavado de dinero.

Reuters
Reuters

Barrera indicó que todos los detalles del supuesto fraude, incluido el monto total, se darán a conocer posteriormente debido a que estaban en marcha los operativos de la investigación dirigida por la Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), adscrita a la ONU.

Algunos medios locales han adelantado que los capturados estarían involucrados en el desvío de 52 millones de quetzales (el equivalente a unos 6,6 millones de dólares) que eran parte de un plan de remodelación de estaciones policiales, pago de combustible y reparación de vehículos.

Este nuevo caso de corrupción supone otro golpe al gobierno del presidente Otto Pérez Molina, quien desde el 16 de abril pasado enfrenta una crisis institucional por la revelación de una estructura ilegal que recibía sobornos de empresarios para evadir impuestos en las aduanas nacionales.

Según la Fiscalía y la Cicig, que colabora en la depuración del sistema judicial, el grupo era dirigido por el ahora prófugo Juan Carlos Monzón, ex secretario privado de la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, quien renunció en mayo presionada por el escándalo.

 AP 163
AP 163

El caso provocó la indignación de miles de guatemaltecos que todos los sábados realizan protestas masivas en el centro capitalino exigiendo la renuncia del presidente Otto Pérez y de Baldetti.

En mayo también fueron arrestados los

presidentes del Banco de Guatemala (Central), Julio Suárez, y del Seguro Social (IGSS), el militar Juan de Dios Rodríguez

, muy allegado al presidente Otto Pérez, acusados de participar en la adjudicación irregular de un millonario contrato de medicamentos.