Los pasajeros de un colectivo de la línea 203 vivieron un momento de terror poco antes de la medianoche de ayer, cuando una persona no identificada abordó el interno 312 y luego de reducir al chofer se llevó la unidad con los pasajeros a bordo.


Un audio policial -del momento en que se denuncia el hurto del ómnibus- permite confirmar que el hecho se produjo durante la noche del domingo en Panamericana y Camino Real Morón, en la localidad bonaerense de Boulogne.


En la escucha que dio a conocer el canal Todo Noticias (TN), uno de los agentes detalla que el colectivo no tendría ningún dispositivo ni GPS que permita hacer un rastreo satelital para encontrarlo.


Doce horas después, el interno 312 de la línea 203 fue encontrado. Pero no por la policía, sino por un usuario de Twitter, quien lo halló en Plaza Miserere, sobre la avenida Pueyrredón entre Rivadavia y Mitre, y envió una fotografía al canal A24 para certificarlo.

Curiosamente, en la parte posterior del vehículo que lleva la patente "LVL 068" un cartel advierte que se trata de un "vehículo y frecuencia controlados por sistema satelital". Hasta el momento se desconoce si el mecanismo no anduvo o se trataba sólo de un mensaje para intentar desalentar posibles asaltos.


Fuentes policiales detallaron que un hombre vestido con ropas de chofer engañó al conductor y le hizo creer que era un compañero de la empresa Azul SATA., propietaria de la línea 203.Los primeros datos indican que no se utilizaron armas de fuego para controlar e intimidar al conductor y a los usuarios del servicio.

El responsable del hecho puede ser condenado no sólo por el robo sino por la privación ilegal de la libertad de los pasajeros que estaban en la unidad de transporte público. No hay denuncias de desaparición de personas, por lo que se deduce que fueron liberados en el camino, minutos después del robo.