El precandidato presidencial del Frente para la Victoria (FPV), Daniel Scioli, aseguró en el programa 678 de la TV Pública ser "un hombre inquebrantablemente leal".

El programa se grabó durante la tarde de ayer y fue emitido mientras se conocía la derrota del kirchnerismo en Mendoza, donde se consagraba Alfredo Cornejo. En todo momento el gobernador bonaerense respondió preguntas de los panelistas sobre su posición en las políticas kirchneristas, como la negociación con los fondos buitres, su participación en eventos de medios y su gestión en los últimos años, en especial sobre derechos humanos y la situación carcelaria de la Provincia.

Consultado por su relación y asistencia a eventos de grandes medios, dijo que "el debate hay que darlo en todos lados", para lo que se siente "confiado y seguro". Aclaró que no tiene "compromiso con nadie", sólo con Néstor Kirchner y la Presidenta por haberlo elegido.

"Soy previsible. Conmigo la gente no se va a llevar sorpresas. Acá no hay imposiciones, acá hay convicciones. No hay mejor demostración de confiabilidad, soy un nombre puesto a prueba, soy inquebrantablemente leal, yo lo demostré en los momentos difíciles, cuando hay que estar", aseguró Scioli.

Además, dijo que la Presidenta "depositó" en él la "confianza de llevar a la victoria del espacio".

"Digan lo que digan, con la experiencia que tengo, no me van a sacar de nuestro eje, que sintoniza con el eje de este proyecto que es mejorarle la vida a la gente", indicó.

Consultado sobre su posición en la negociación con los holdouts, dijo que "siempre" apoyó las decisiones de la Presidente porque "tenemos que mantenernos unidos detrás de sus decisiones".

Sobre el futuro de la Corte Suprema, en relación a la renuncia de Eugenio Zaffaroni y la idoneidad cuestionada de Carlos Fayt, evitó responder las decisiones a futuro por "respeto" al ejercicio de Cristina Kirchner, aunque consideró que el máximo tribunal "debe normalizar su pleno funcionamiento".

Asimismo, dijo que "coincide la demanda de la sociedad" con lo que puede dar y confirmó que tratará de "convencer" a los sectores del kirchnerismo que mantienen un "prejuicio" con su candidatura.