163
163

En la fotografía que muestra a Dylann Storm Roof puede verse a este hombre de 21 años con cara seria, en un terreno que aparenta ser un bosque, en un lugar sin identificar de Carolina del Sur. Sin embargo, llamó la atención de los investigadores dos símbolos que el supuesto responsable de la masacre de Charleston lleva en su chaqueta.


Se trata de dos banderas que ya no existen más: la de Sudáfrica durante el régimen del apartheid y la de la antigua Rodesia, actual Zimbabwe.


La bandera sudafricana estuvo vigente entre los años 1928 y 1994. Las tres que están en el centro representan a su vez las tres colonias: la del Reino Unido, la de los Boer (Orange Free State) y la de la República de Sudáfrica o de Transvaal. Los tres emblemas figuran dentro de la Prinsevlag, tal como se conoce a la histórica bandera holandesa.


 163
163


El acuerdo para establecer ese pabellon llegó después de largas y sangrientas disputas entre los habitantes y representantes blancos de las colonias que habían llegado a ese país africano en el siglo XVII. La mayoría negra no poseía voz ni voto, ante lo que serían los años de mayor degradación de su historia.


La segunda de las banderas que luce Roof corresponde a la República de Rodesia (1965-1979). Esta nación surgió a partir de de la independencia que protagonizó del Reino Unido en noviembre de 1965. A partir de la desaparición de Rodesia del Norte, Rodesia del Sur vio la oportunidad de unificar el territorio bajo el poder de una minoría blanca comandada por Ian Smith, quien instauró un régimen racista similar al apartheid.


 163
163

La bandera es similar a la de Nigeria: posee dos franjas verdes y una blanca con un escudo de guerra en el medio. A los pies del escudo -que cuenta con herramientas, el león de la realeza británica, dos antílopes- una leyenda en latín: "Sit Nomine Digna" (Sea Digno del Nombre).


Las banderas que muestra Roof en su chaqueta son esas dos: las de las etapas más oscuras de Sudáfrica y Zimbabwe, dos países que han sufrido la pesadilla del racismo durante décadas. El autor de la masacre de Charleston quiso llevar ese experimento de manera brutal a su barrio.


 163
163