Getty Images Argentina
Getty Images Argentina

Tras el apasionante espectáculo futbolístico que brindaron Brasil y Colombia (terminando con festejo por la mínima para los 'cafeteros'), el escándalo se hizo presente en el final con el partido ya terminado. Las caras de impotencia y nerviosismo en los protagonistas brasileños no se podían esconder, siendo Neymar el más fastidioso con la situación. Precisamente por él se generó la trifulca en el cierre.

Es que el chileno Enrique Osses marcó el final del juego justo cuando la 'Verdeamarelha' intentaba cerrar un ataque y 'Ney', en un ataque de impotencia, lanzó la pelota sin percibir que fue directo al cuerpo de Armero. Esto ocasionó que todos los colombianos se le fueran al humo, por lo que el capitán de la 'Canarinha' no tuvo mejor idea que reaccionar con un cabezazo a Murillo. Allí fue entonces que apareció Bacca increpándolo con un fuerte empujón.

Luego de una trifulca insostenible, el juez le mostró la roja a Neymar cuando abandonaba la cancha (ya había alcanzado su segunda amarilla en el torneo por lo que no iba a poder estar ante Venezuela) y enseguida hizo lo propio con Bacca. Lamentable...