AP 163
AP 163

Dos menores de edad perdieron un brazo cada uno en sendos ataques de tiburones en un lapso de 90 minutos entre un hecho y otro. Ocurrió en una playa de Carolina del Norte, y las víctimas fueron una pequeña de 12 años y un adolescente de 16.


El hecho sucedió en Oak Island en la tarde del domingo y ambos fueron trasladados de urgencia en helicóptero al Centro Médico Regional New Hanover. El brazo izquierdo de la niña debió ser amputado a la altura del codo y los médicos aún intentaban determinar si deberían proceder de la misma manera con una de sus piernas. El chico de 16 años perdió el suyo desde el hombro.