EFE 163
EFE 163
Twitter
Twitter

"#AHORA se concreta traslado de Daniel Ceballos desde Guárico a un nuevo lugar de reclusión ubicado en Caracas", escribió el defensor del pueblo de Venezuela, Tarek William Saab, en su cuenta de Twitter.

Ceballos fue trasladado después de pasar 20 días en la Penitenciaría General de Venezuela, un internado de presos comunes ubicado en el céntrico estado Guárico, a unos 150 kilómetros de Caracas, adonde fue llevado, a su vez, desde la cárcel militar de Ramo Verde, cercana a Caracas, donde estuvo más de un año recluido.

El ex alcalde de San Cristóbal fue recibido por su esposa, Patricia de Ceballos, y Lilian Tintori, la mujer de Leopoldo López.



Saab dijo, además, que la institución que representa insistió en que Ceballos concluyera la huelga de hambre, lo que finalmente se logró hoy, gracias a la "colaboración de familiares, abogado y Ejecutivo Nacional".

En otro mensaje, el funcionario informó que solicitó al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) "el otorgamiento de cinco nuevas medidas humanitarias a detenidos de 2014", en referencia a los que fueron encarcelados durante la ola de protestas antigubernamentales que se desarrollaron en Venezuela los primeros cinco meses del año pasado.

Los líderes opositores Leopoldo López y Daniel Ceballos iniciaron la huelga de hambre para denunciar "la violación constante de sus derechos y exigir la libertad de los presos políticos del gobierno de Nicolás Maduro". Ceballos había comenzado la huelga de hambre el 22 de mayo pasado y Leopoldo López, el 24. El líder de voluntad popular continúa con la medida.

Al iniciar la protesta, los opositores demandaron la puesta en libertad de lo que consideran presos políticos, el anuncio de una fecha para las elecciones parlamentarias que deben realizarse este año y el cese de "la represión y la censura".

Daniel Ceballos llevaba 20 días de ayuno. Su vida ya corría peligro y, según informó su familia, había bajado unos 17 kilogramos. Hoy, después de tanto ayuno, sólo pesa 57 kilos, por eso desistió de la medida de protesta.

Ayer, López no pudo asistir a la audiencia de su juicio por su debilitamiento. Con 17 días de ayuno, el opositor resiste en su celda de Ramo verde, la prisión militar adonde lo destinó el régimen venezolano.