AP 163
AP 163

Al menos dieciséis destacados miembros del grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) murieron hoy y otros once resultaron heridos en un bombardeo de la aviación iraquí, respaldada por la coalición internacional, contra una posición de los extremistas en la localidad de Al Qaem, en el oeste de Irak y fronteriza con Siria.

Según un comunicado del Ministerio iraquí del Interior, el ataque aéreo tuvo como objetivo una base de inteligencia utilizada por el ISIS, que mantiene bajo su control Al Qaem, situada en la provincia de Al Anbar.
Entre los fallecidos figura Ismail Abu Shami, responsable de los asuntos petroleros del grupo terrorista y que fue la mano derecha del dirigente del grupo terrorista Abu Sayef, muerto en Siria a mediados de mayo en un bombardeo de la coalición internacional.

LEA MÁS: Duras críticas a la periodista que se lució como "voluntaria" en Siria

Otro de los fallecidos es el director de la policía islámica del ISIS en el vecino Albukamal, en el lado sirio de la frontera, mientras que otros dos eran supuestamente cabecillas del grupo yihadista Jorasán. Además, fueron abatidos un dirigente de nacionalidad saudita y otro paquistaní.

Hace seis días, al menos 40 terroristas del ISIS murieron en un bombardeo similar del Ejército iraquí en Al Qaem, entre ellos seis supuestos cabecillas. La localidad está bajo el control yihadista y ha sido blanco de los ataques del Ejército iraquí desde el comienzo de la ofensiva para recuperar la provincia de Al Anbar.

Tanto el cruce fronterizo de Al Qaem (llamado Albukamal en Siria) como el de Al Walid, los dos en Al Anbar, están en manos de los yihadistas.

El principal objetivo de la actual ofensiva militar en es recuperar Ramadi, arrebatada al Ejército por los yihadistas el pasado 17 de mayo en una operación relámpago que forzó la huida precipitada de los soldados iraquíes.