En un Salón Dorado lleno de familiares y amigos, la Legislatura porteña distinguió al escritor Juan José Sebreli como Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires. En un mano a mano con InfobaeTV, Sebreli destacó la iniciativa impulsada por el macrismo y aprobada unánimemente por el resto de los bloques como una "ruptura" en su vida, ya que siempre fue un hombre de letras muy conocido pero "ignorado por las instituciones oficiales y el establishment".

"Se daba en mí al mismo tiempo la condición de outsider y bestseller. En la época que escribí Buenos Aires, vida cotidiana y alienación, existía un premio municipal que era una pensión de por vida, yo presenté un libro pero ganó otro del que ya nadie se acuerda", ejemplificó con una anécdota sobre la falta de reconocimiento institucional.

Siempre polémico pero incisivo y original en sus análisis sobre la política nacional, Sebreli definió al período entre 1943 y 1983 como "un cono de sombra" en el país, en el que gobernó un "sistema brutal apoyado por la Iglesia y el ejército". "Hubo cuarenta años de regímenes autoritarios. El peronismo fue aliado al ejército, es mentira que nació de un movimiento de masas. Perón nace de un golpe militar fascista y antisemita que después tuvo que cambiar cuando el fascismo perdió la guerra", sostuvo.

El autor no excluyó de este lapso de oscuridad a las presidencias de Arturo Frondizi y Arturo Illia, ya que se trataron de democracias "tuteladas" donde el partido peronista estaba proscripto de las elecciones y la participación política.

Después de este largo lapso de gobiernos interrumpidos y dictaduras, el escritor destacó que desde 1983 irrumpió "una expectativa democrática o semidemocrática" en la Argentina, donde los gobiernos que sucedieron correspondían a "un país normal" aunque con "grandes errores", como la corrupción.

El ensayista planteó que con las elecciones de este año "estamos en una nueva encrucijada en la que tenemos que elegir entre democracia y continuidad del populismo", y criticó con dureza a la oposición que formó parte del UNEN y que no integra la alianza que hoy encabezan Mauricio Macri, Ernesto Sanz, y Elisa Carrió.

"Hay buena parte de la oposición a la que tengo miedo. Los populistas pueden ser el 30 por ciento (del electorado), pero la mitad de los opositores son populistas sin saberlo, como la pseudoizquierda del ex Unen. Ahí eran casi todos populistas y han votado casi todas las leyes estatizantes en el Senado", sostuvo, y apuntó contra Fernando Pino Solanas y "otros" como Margarita Stolbizer, a quien no mencionó. "Le están sacando votos a la única unidad que realmente tiene posibilidad de ganarle al kirchnerismo que es la de Lilita Carrió, la UCR y el PRO", concluyó.

Sebreli fue columnista de las revistas culturales Sur y Contorno, y colaboró en los diarios Perfil, La Nación y Clarín, de Buenos Aires, y El País de Madrid, España. Entre 1976 y 1983 formó grupos de estudio colaborando en generar lo que se llamó la "Universidad de las sombras". Formó también parte del primer grupo de existencialistas en Argentina junto con Carlos Correas y Oscar Masotta y fue el introductor en el país y traductor de Tran Duc Thao y Alexander Kojeve y traductor de Simone de Beauvoir y Jean Francois Revel.

Entre sus libros publicados, se destacan Martínez Estrada, una rebelión inútil (1960), Buenos Aires, vida cotidiana y alienación (1964) Mar de Plata, el ocio represivo (1970); Tercer Mundo: Mito burgués (1973); Los deseos imaginarios del peronismo (1983); El asedio a la modernidad (1991); El vacilar de las cosas (1994); La era del fútbol (1998); Las Aventuras de la Vanguardia (2000); Crítica de las Ideas Políticas Argentinas (2002); El tiempo de una vida (2005); Autobiografía, El Olvido de la Razón (2006); Comediantes y mártires (2008); Cuadernos (2010); y El malestar de la política (2012).