NA 162
NA 162

El fiscal Sergio Mola ordenó este martes detener a Diego Sánchez y Nicolás Navarro, el motorman y su ayudante que conducían la formación del tren Roca que impactó contra una locomotora que hacía maniobras cerca de la estación de Temperley, provocando decenas de heridos. Así lo confirmaron fuentes de la investigación a Infobae, que adelantaron que ambos serán indagados mañana.

De acuerdo con el pedido formulado por Mola, Sánchez y Navarro serán indagados por los delitos de estrago doloso y de daño agravado .

La fiscalía requirió este martes una nueva serie de medidas de prueba entre las que se incluye el relevamiento de información referida al estado de los trenes, sus certificados de habilitación y sus manuales de funcionamiento. También, se solicitó la declaración de testigos que se encontraban en la estación de Temperley al momento del accidente.

Las cámaras de seguridad de la locomotora que conducía registraron que Sánchez no frenó frente a las señales visuales que indicaban que detuviera su marcha. Tampoco atendió a las advertencias que recibió por audio que le exigían detenerse.

El episodio se produjo en la noche del domingo, cuando la formación que conducía Sánchez que se dirigía en sentido a Gutiérrez impactó contra una locomotora. El choque provocó decenas de heridos, ninguno de mayor gravedad.

En una conferencia de prensa brindada horas después del hecho, el ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, sugirió que pudo haberse tratado de un "sabotaje". En ese sentido, mencionó que sucedió en la víspera de la presentación de vagones nuevos para esa línea, y a las puertas de un paro nacional al que adhirieron gremios ferroviarios.

Randazzo pidió que "la Justicia actúe rápidamente y determine si hay una mafia detrás de todo esto". "Si hay una mafia, queremos que terminen presos", reclamó.

Ayer el juez a cargo del caso, Alberto Santamarina, recorrió la estación donde ocurrió el choque y se llevó el material fílmico registrado por las cámaras de seguridad.