162
162

Personal de Gendarmería de la provincia de Salta llegó en la mañana de este martes a la localidad santiagueña de Gramilla, departamento de Jiménez, para iniciar en el cementerio local la búsqueda de María Cash, la joven porteña que desapareció en 2011 en el norte del país.


Los uniformados llegaron al lugar a partir de datos obtenidos que dan fuerza a la hipótesis de que la joven haya sido sepultada en una tumba NN del cementerio de lugar. Por disposición del Juzgado Federal de Salta número 2, a cargo de Miguel Antonio Medina, personal de la Unidad Especial de Investigaciones y Procedimientos Judiciales de Gendarmería Nacional con asiento en esa provincia, realizaba pericias y entrevistas a funcionarios y pobladores de la zona para comprobar la existencia de una tumba no identificada en el cementerio Guchi Puca.


Al descartarse que la joven se encuentre allí, el juez también solicitó que se realicen todas las averiguaciones necesarias en procura de obtener registros de las tumbas sin identificación en la comisaría local, en la oficina local del Registro Civil y en los archivos de los hospitales de la zona, además de recolectar testimonios de testigos.


Quien se refirió a la actuación judicial fue la madre de la joven desaparecida, María del Carmen Gallego, quien afirmó molesta: "Desde hace más de un año que Gendarmería no nos avisa nada. No tenemos idea de lo que hacen en el cementerio de Gramilla".


María Cash desapareció cuando tenía 29 años, tras partir el 4 de julio de 2011 desde la terminal de Retiro hacia Jujuy, para dirigirse a la casa de un amigo. Lo último que se sabe con certeza es que varios kilómetros antes, en la ciudad salteña de Rosario de la Frontera, bajó del ómnibus porque se sentía "incómoda", según revelaron familiares.


Posteriormente, se comprobó que hizo dedo al menos a una camioneta y un camión, que la transportaron en primer lugar hacia el este y luego al sur, en dirección a Santiago del Estero, en medio de un extraño periplo. El último contacto de María con sus allegados se concretó el 8 de julio del mismo año, por mail.


Durante siete meses, fue la Justicia provincial salteña la que llevó la causa principal, aunque a pedido de la familia también tomó intervención la jueza federal porteña María Servini de Cubría. A partir de elementos de prueba reunidos en la causa se planteó como principal hipótesis que María Cash había sido víctima del delito de trata de personas, por lo que la investigación pasó al fuero federal y hoy se tramita en el Juzgado Federal número 2 de Salta, sin resultado alguno hasta ahora.


En abril de este año falleció Federico Cash, padre de María, Fue en un accidente de tránsito en la provincia de La Pampa, a donde había ido siguiendo posibles pistas sobre el paradero de su hija.