DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 @JazminesRoja 162
@JazminesRoja 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DyN 162
DyN 162
 DYN 162
DYN 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 DYN 162
DYN 162
 DYN 162
DYN 162
 DYN 162
DYN 162
 DYN 162
DYN 162
 Nicolás Stulberg 162
Nicolás Stulberg 162
 DyN 162
DyN 162

El sindicalismo opositor realizó la quinta huelga nacional contra Cristina Kirchner en los últimos tres años y medio. El reclamo se sintió con fuerza en las calles: los medios de transporte se sumaron a la huelga y sólo circularon algunos taxis. Como las estaciones de servicio estuvieron cerradas, con el correr de las horas fueron cada vez menos los autos negros y amarillos que se dejaron ver en las principales ciudades del país.

A la medianoche dejaron de funcionar los colectivos, tal como había prometido la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que comanda Roberto Fernández. Casi a la par se cancelaron los despegues de aviones en los aeropuertos de todo el país. En ese sector confluyen varios sindicatos que participan en la huelga. A primera hora de la mañana, entre las 5 y las 6, se confirmaron las sospechas: tampoco circularán subtes, trenes ni Premetro.

Constitución y Retiro, principales núcleos de transbordo de pasajeros en la Capital Federal, reflejaron una postal poco frecuente. Es que ni siquiera durante los fines de semana hay tan poco movimiento. Algo similar sucede en las principales calles del microcentro porteño.

Los trabajadores del Gran Buenos Aires que intentaron llegar a sus oficinas también tuvieron el panorama complicado para movilizarse. Es que diversos partidos de izquierda realizaron piquetes en los principales accesos a la Ciudad. Estuvieron cortados el Puente Pueyrredón, la Panamericana y el Acceso Oeste.

Ricardo Cirielli, secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA) informó que no habrá despegues ni aterrizajes durante toda la jornada. Las empresas son las encargadas de reprogramar los vuelos a partir de mañana.

El sindicalista aeronáutico marcó distancias con respecto a los partidos de izquierda que realizan piquetes. "Yo no estoy de acuerdo pero ellos como no tienen representación sindical hacen esto", declaró.