Reuters
Reuters
Reuters
Reuters
 162
162

La expectativa terminó cuando el Barcelona y la Juventus comenzaron a disputar uno de los duelos más esperados del año. Con la presencia de Carlos Tevez, Lionel Messi y Javier Mascherano la final de la Champions League paralizó al mundo del fútbol.

Tras la fantástica ceremonia realizada en la previa, los italianos intentaron arrinconar a los catalanes con una intensa presión, pero a los 4 minutos una extraordinaria conbinación ofensiva del blaugrana le permitió a Ivan Rakitic anotar el 1 a 0. De la forma más sencilla, Andrés Iniesta asistió al croata para que Gianluigi Buffon vaya a buscar el balón al fondo de la red. Cerca de 55 segundos de posesión y 15 toques fueron las herramientas para marcar la conquista.

No conforme con la mínima ventaja, el rosarino continuó dañando por el sector derecho. Antes de llegar al primer cuarto de hora, la "Pulga" habilitó a Dani Alves y el brasileño desenfundó un peligroso remate que hizo lucir al arquero de la selección "Azzurra". El dominio español era indudable.

 AP 163
AP 163

Sin embargo, la sociedad entre el "Apache" y Paul Pogba mantenían en alerta a la última línea del "Culé". Además, los intentos de larga distancia de Claudio Marchisio también hacían revolcar a Marc-André Ter Stegen. Lo único que le faltaba a la "Vecchia Signora" era la clase de Andrea Pirlo, quien no podía adueñarse del cotejo.

Antes de que se vayan al descanso, cuando el choque se había emparejado, Luis Suárez tuvo dos intervenciones que merecieron estirar la ventaja. En la primera, el uruguayó buscó el palo más lejano de Buffon, pero el tiro de tres dedos se fue apenas ancho; en la segunda, en cambio, la pelota concluyó en el córner tras el manotazo del arquero.

En el amanecer del complemento el Barcelona tuvo la oportunidad de volver a convertir. En una contra perfecta, donde quedaron 5 atacantes contra 3 defensores, el experimentado hombre Carrara volvió a ahogar el grito del oriental.

 162
162

Los errores se pagan caro. Por no liquidar el pleito, el Barcelona sufrió más de lo pensado. Como contra el Real Madrid, Álvaro Morata volvió a convertirse en héroe al capitalizar su oportunismo y festejar su tanto. De todos modos, la igualdad duró poco, dado que los Tres Pepinos continuaron dañando a la vulnerable defensa italiana. El "Pistolero" estableció el 2 a 1; y unos instantes más tarde Neymar amplió la diferencia, pero la polémica decisión de Cüneyt Çak?r, de anular el gol del brasileño por una supuesta mano intencional, mantuvo con vida al elenco de Massimiliano Allegri.

El ex Santos tuvo su revancha en la última escena. La asistencia de Messi y la definición punzante de su amigo sellaron el 3 a 1 definitivo. El ingreso de Xavi por Iniesta convirtió al virtuoso volante en el máximo jugador con presencias en la competición internacional. Un detalle en el nuevo título conseguido por el "Culé". Por quinta vez en su historia, el Barcelona se quedó con la "Orejona".

Por Fernando Taveira - ftaveira@infobae.com