Al margen de la gran campaña del equipo, quedarán en el recuerdo las conferencias de prensa de Marcelo Bielsa en su paso por el Olympique de Marsella, extensas como en cualquier lugar donde dirigió, pero con el agregado de un idioma que no le fue ni es para nada familiar.

En ese sentido, Fabrice Olszewski le dio una gran mano, oficiando como traductor en casi todas las entrevistas que concedió a la prensa. No obstante, la institución francesa decidió prescindir de sus servicios y el moderador explotó en las redes sociales: "Dicen que es un gran club, pero a la hora de pagar los salarios no hay nadie. ¡Increíble!". Las palabras fueron publicadas en su cuenta de Facebook.

Los medios galos aseguran que Fabrice podría iniciar acciones legales para cobrar su indemnización, aunque desde la institución tienen otra mirada. "Estamos muy sorprendidos, no tiene derecho a quejarse, lo que él exige se incluyó en cómodas mensualidades. Tuvo un viaje a Chile en sus vacaciones de invierno, gastos de hotel toda la temporada y un plan telefónico con excesos incluidos... Fue muy mimado", sentenció Philippe Perez, gerente del Olympique.

Mientras se habla de un posible trabajo en la Selección Sub 23 de Costa Rica para el traductor, el "Loco" dirime su futuro. Algunas voces afirmaban que había llegado a un acuerdo para renovar por dos años con el cuadro del sur de Francia, pero después de este despido, muchos entienden que es una manera de mostrarle la puerta de salida, teniendo en cuenta la comodidad con la que trabajaba a su lado.