AFP 163
AFP 163
 AFP 163
AFP 163
 Instagram 163
Instagram 163

La checa Lucie Safarova jugará en Roland Garros la primera final de un Grand Slam de su carrera contra la estadounidense Serena Williams, y afirmó que hará todo lo posible por levantar el trofeo.

"Estoy en una nube, todavía no me creo lo que estoy haciendo. Mañana juego la semifinal de dobles. Voy a tratar de relajarme y de disfrutar del momento", señaló la número 13 del mundo tras derrotar a la serbia Ana Ivanovic por un doble 7-5.

Safavora reconoció la dificultad de su tarea porque "Serena es la número uno del mundo y una jugadora extraordinaria".

Sobre el partido ante Ivanovic, la checa reconoció que se desconcentró cuando sirvió por vez primera para ganar el partido, pero destacó que logró superar esa situación difícil.

Safarova y su entrenador, el canadiense Rob Steckley, después de ganar la semifinal

Poco después se tomó una foto junto a su entrenador, el canadiense Rob Steckley, en la que se lo ve eufórica celebrando con el estadio detrás, ya vacío.

El mismo Steckley compartió la imagen en su cuenta de Twitter con un mensaje que denota su alegría: "En las finales. Seguramente el mejor día en nuestra 'oficina'. Podría acostumbrarme a esssssssssssssto...", escribió.

Por su parte, la tenista dijo en la misma red social que "no hay palabras para describir la alegría" que le generó su victoria sobre Ivanovic.

Safarova nació el 4 de febrero de 1987 en Brno, República Checa, aunque ha establecido su residencia en Montecarlo. Es zurda, profesional desde 2002 y es su décima participación en el Abierto de Francia. Nunca había pasado de la cuarta ronda antes de esta edición. Según las casas de apuestas, Serena es favorita 3 a 1.