163
163
 163
163
 AP 163
AP 163

"La empresa" es la definición que el Departamento de Justicia de los Estados Unidos le da a la Federación Internacional del Fútbol Asociado (FIFA) en los esquemas que ha elaborado para describir el sistema que se utilizó para utilizar los torneos internacionales como fuente de ingresos para dirigentes y empresarios corruptos.

En la primera parte del PDF que ha publicado el órgano norteamericano se describe la estructura de la FIFA, con sus confederaciones continentales: UEFA (Europa), CAF (Africa), Concacaf (Caribe y Norteamérica), Conmebol (Sudamérica), AFC (Asia) y OFC (Oceanía).

 163
163

Luego menciona a las federaciones regionales, entre las que cita como ejemplo a la CFU (siglas en inglés de la Unión Caribeña de Fútbol) y a las federaciones nacionales, con la cantidad que corresponde a cada confederación.

Finalmente, en rojo, señala como base para todo el esquema a las compañías de marketing deportivo.


El flujo ilegal de "sobornos y retornos"

La descripción sobre el circuito del dinero que se paga por derechos de comercialización de los torneos internacionales está en el segundo esquema.

 163
163

El "Esquema de sobornos en el mercadeo deportivo" publicado por el Departamento de Justicia

Por un lado, el organizador del campeonato tiene funcionarios corruptos (señalados en rojo). Mientras el comité organizador le vende (legalmente) a las compañías de mercadeo derechos de TV y comercialización, los funcionarios corruptos del mismo comité le dan "asesoramiento oficial" a cambios de "sobornos y retornos" de las mismas compañías de mercadeo.

También señala que se utilizan "intermediarios" para llevar adelante el circuito de dinero en negro, como las cuentas bancarias no oficiales para que los depósitos lleguen a las personas sobornadas y no pasen por la contabilidad de las organizaciones oficiales.

Dirigentes corruptos dan "asesoramiento oficial" a empresas a cambios de "sobornos y retornos"

El esquema no especifica si por "organizador del torneo" se toma a la Federación de un país o a la Confederación regional. Pero según los conocimientos que se tienen de los diversos casos, debería tratarse de ambas partes y los funcionarios son los presidentes de las Federaciones nacionales con cargos en las respectivas confederaciones.

Las empresas de mercadeo a su vez llevan a cabo sus negocios "blancos" vendiendo los derechos adquiridos a señales de televisión y a auspiciantes corporativos. Cabe señalar que en el caso investigado por el FBI en América Latina, dueños de Datisa S.A., la compañía de mercadeo, son también personas muy relacionadas con los medios de comunicación que producen las transmisiones de TV de los partidos.