Debido a los reiterados complots realizados por los participantes, Gran Hermano tomó una drástica decisión: la semana que viene se irán dos chicos del juego e ingresará una persona nueva.

Al iniciar la gala, Jorge Rial leyó a los chicos el comunicado de Gran Hermano:

"Gran Hermano comprobó que la determinación de Eloy de abandonar la prueba no fue producto de una decisión personal, sino que fue un complot para lograr un objetivo. Por haber tramado este comportamiento y por las constantes acciones similares que suceden en la casa, Gran Hermano decidió no aplicar sanciones individuales pero sí, resolvió que esta semana los eliminados serán dos y una vez que se vayan los dos, ingresará un nuevo integrante en la casa"

"No me gusta que venga alguien de afuera, creo que a nosotros no nos beneficia", dijo Brian, mientras que Francisco se mostró contento: "Me encanta, porque está aburrido el juego y que entre una persona me gusta para que la cosa se ponga más picante".

Romina también se mostró molesta: "Esta bueno pero va a ser alguien que ya va a conocer la movida de la casa y eso no me parece". En contraposición, Fernando se mostró feliz con la idea de que haya alguien nuevo.

"No sé si me da miedo, porque puede venir alguien nuevo y cambiás tu juego", analizó Solano y Rial le explicó que había que tomar una decisión drástica.