Los gobiernos de Bolivia y Paraguay intentan limpiar su imagen con acciones contra la FIFA

  163
163

Las denuncias que sacudieron al mundo del fútbol, precipitaron la renuncia de Jospeh Blatter y salpicaron a varios funcionarios de la región encendieron las alarmas de varios gobiernos latinoamericanos

Este miércoles, el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el de Paraguay, Horacio Cartes, tomaron medidas contra los representantes locales de la FIFA, con el objetivo de separarse del escándalo que conmocionó al mundo la última semana.

Morales pidió el miércoles al polémico jefe de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Carlos Chávez, que imite a Joseph Blatter en la FIFA y renuncie al cargo tras un escándalo de corrupción.

"Igual debería ocurrir en Bolivia, el señor Chávez debería renunciar por bien del fútbol boliviano. Está cuestionada totalmente esta dirección" de la FBF, afirmó Morales en diálogo con periodistas en La Paz.

"Igual debería ocurrir en Bolivia, el señor Chávez debería renunciar por bien del fútbol boliviano"

Chávez, presidente de la FBF desde 2006 y recientemente elegido Tesorero de la Conmebol, ha dicho reiteradamente que no dimitirá, a pesar de crecientes críticas de sectores deportivos, entre ellos del empresario Marcelo Claure, dueño de la firma que administra el club Bolívar, el más grande en el país.


  163
163

En el ojo de la tormenta, el dirigente reveló que votó por la reelección de Blatter y negó rotundamente haberse beneficiado de dinero ilegal para favorecer la organización de campeonatos internacionales, mientras la Fiscalía General inició una investigación a su gestión en la FBF.

Desde Bolivia, Morales aseguró que recibe presiones para intervenir el fútbol local, aunque adelantó que no ha pensado en una medida de ese tipo. "Yo tengo tantas llamadas, tanta presión para una intervención, no he pensado en una intervención, dejamos en manos de ellos para que puedan tomar acciones", señaló.

Por su parte, el presidente paraguayo, Horacio Cartes, anunció hoy que solicitará al Congreso que derogue la ley que otorga inmunidad diplomática a la sede de la Conmebol desde 1997.

El canciller Eladio Loizaga dijo que Cartes le pidió que se encargue de redactar y enviar al Parlamento el pedido de derogación de la ley.

Loizaga explicó que, conforme al derecho internacional, la inmunidad es otorgada sólo a organismos intergubernamentales, "y la Conmebol no es un organismo intergubernamental".

"Entonces estaremos preparando para ver si el jueves el señor presidente ya puede remitir al Congreso el pedido de la derogación de esta ley", dijo en un comunicado. "Entiendo que el presidente de la Conmebol (Juan Angel Napout) ya anunció que ellos están de acuerdo con eso. Pero esa fue la decisión".


 AP 163
AP 163

El Senado y la Cámara baja ya tienen proyectos para derogar la norma, un proceso que podría demorar varias semanas.

Varias figuras de la Conmebol -entre ellas, sus ex presidentes Nicolás Leoz y Eugenio Figueredo- están entre los acusados por las autoridades estadounidenses de participar en tramas de sobornos, crimen organizado y lavado de dinero, relacionadas con la venta de derechos de transmisión de torneos de fútbol.

Figueredo, hasta la semana pasada vicepresidente de la FIFA, fue arrestado el miércoles pasado en Zúrich, donde comenzó un proceso legal para combatir la solicitud de extradición de Estados Unidos. Leoz está bajo arresto domiciliario en Paraguay y también existe una solicitud de extradición de las autoridades estadounidenses.

La ley de inmunidad fue aprobada en 1997 y otorga al edificio de la Conmebol, ubicado en las afueras de Asunción, una protección diplomática semejante a la de una embajada extranjera.

La ley establece "la inviolabilidad de su local permanente situado en el municipio de la ciudad de Luque", incluyendo "sus bienes, archivos, documentos y papeles existentes en él".