Saint Tropez

es un lugar lujoso y paradisíaco, elegido por las estrellas para gozar de sus vacaciones.

Cristiano Ronaldo

, soltero desde hace un tiempo, no perdió el tiempo y una vez que culminaron sus obligaciones con el Real Madrid, se

embarcó en el yate de un magnate

junto a un

grupo de amigos

para gozar con el tiempo libre y las altas temperaturas que bañan las costas europeos en esta parte del año.


Luego de mostrarse feliz bailando junto a sus compañeros y de ser capturado en polémicas situaciones por las calles de Francia, el luso sigue disfrutando del buen momento personal luego de consagrarse como máximo artillero de la última Liga de España. En las últimas horas se volvieron a filtrar más fotos de sus vacaciones, donde se lo ve a los abrazos con sus amigos y realizando ejercicio en la popa del Lionchase, embarcación que pertenece al multimillonario británico Philip Green.