Después de una extensa temporada con el Real Madrid y un puñado de encuentros con la Selección de Portugal, a Cristiano Ronaldo le llegó el merecido descanso. El último ganador del Balón de Oro se inclinó por la Costa Azul para disfrutar del tiempo libre y aprovecha el día y la noche.

Hace algunas horas, los medios europeos publicaron fotografías en las que se lo exhibía de muy buen humor con amigos, arriba de un yate, bailando y tomando sol. Pero durante el resto de la jornada también hay planes y el portugués se dio el gusto de asistir a una reconocida discoteca, sabiendo que no tiene competencia oficial.

Es muy meticuloso de su imagen y figura y son pocas las veces que apareció en offside ante los paparazzis, pero en ésta falló. Un sitio inglés hizo explotar las redes sociales con las instantáneas del crack "merengue", que parece no haber encontrado baño cerca y prefirió orinar en medio de dos vehículos, en plena vía pública. Seguramente, no estaba en el mejor de sus estados...

Disimulando, se alejó del lugar levantándose el cierre del pantalón y se marchó junto con un amigo que le sirvió de "campana", ya que la Policía estaba cerca. Los efectivos optaron por mirar para otro lado.