<p>Néstor Femenía, un <b>niño de la comunidad Qom de sólo 7 años</b>, murió en enero. Es uno de los fallecimientos por desnutrición que investiga el fiscal Di Lello.</p> 162

Néstor Femenía, un niño de la comunidad Qom de sólo 7 años, murió en enero. Es uno de los fallecimientos por desnutrición que investiga el fiscal Di Lello.

162

Los casos de niños con cuadros de desnutrición en el Chaco que tanto le cuesta reconocer al gobierno nacional generan inquietud en la Justicia, y un fiscal federal pidió una serie de informes en el marco de una investigación que pesa sobre el ex Jefe de Gabinete Jorge Milton Capitanich; la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; y el ministro de Salud, Juan Manzur.

En los últimos días la prensa reflejó que una beba de dos meses, perteneciente a la comunidad indígena Wichi, estuvo al borde de la muerte a raíz de un cuadro de desnutrición. Estuvo internada dos veces en el hospital Güemes de la localidad de Juan José Castelli, y una ONG incluso denunció que hubo mala praxis al haberle dado de alta la primera vez de manera prematura.

Pero no es el único caso. El 8 de enero pasado el niño de la comunidad Qom Néstor Femenía que padecía tuberculosis y un cuadro de desnutrición, murió. Impactaron las fotos que mostraban al niño en llanto y los huesos marcados en su cuerpo.

Capitanich, entonces jefe de Gabinete, en conferencia de prensa al ser consultado por ese caso, dijo que advertía una "operación política de carácter gigantesco" por el enfrentamiento que hay entre el Gobierno con Clarín y La Nación, los cuales reflejaron el caso. Incluso, dijo que teniendo en cuenta que en 2002 la pobreza era del 54 por ciento, hoy los índices "mejoraron notable y ostensiblemente".

A fines de enero se conoció la muerte de otro niño de dos años, de la comunidad Wichi en Salta, a raíz de un cuadro de desnutrición. Capitanich, Alicia Kirchner y Manzur son investigados por homicidio por comisión de omisión en la persona de Femenía, en concurso ideal con abandono de persona e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

A raíz del nuevo caso de la beba de la comunidad Wichi, el fiscal federal Jorge Di Lello, pidió que la Municipalidad de Resistencia informe sobre el Registro Único de Beneficiarios del Programa de Nutrición y Alimentación Nacional, y cuál corresponde al departamento de General Güemes y la zona conocida como el Impenetrable, las más críticas respecto a casos de desnutrición infantil.

La fiscalía también pidió que se realice un informe socioambiental de la comunidad Qom, residente en la localidad de Villa Río Bermejito, donde vivía el pequeño de siete años. También que el Hospital del Bicentenario General Güemes informe sobre su internación, previo al deceso.

Di Lello también pidió que "sobre la situación de vulnerabilidad que determinó el fallecimiento de Femenía" se le reciba declaración testimonial a la asistente social Carolina Tiberio y la asesora de menores Evelin Toloza.

También pidió que en el expediente en manos de la jueza federal María Servini de Cubría se incorpore una nota muy particular, y que incluso suena a confesión de parte. Es un artículo publicado por el diario La Nación el 2 de mayo pasado titulado: "Capitanich reconoció que existen 160 casos agudos de desnutrición en Chaco".